Tratamiento para el vértigo

El vértigo, que es una sensación irreal de movimiento, puede deberse a diferentes causas como trastornos del oído interno, del tronco cerebral o perturbaciones del nervio vestibular. Se trata de una ilusión de inclinación o movimiento en el que, el entorno que nos rodea, o por el contrario la propia persona, siente que gira. A estos dos tipos de vértigo se les denomina vértigo objetivo y vértigo subjetivo. Además, hay otro tipo llamado vértigo central, en el que el paciente siente esta alucinación de movimiento de forma continuada durante varios días. En muchas ocasiones la palabra vértigo nos conduce a pensar en el miedo a las alturas, llamado realmente acrofobia.

A la hora de frenar la sensación de vértigo existen varias indicaciones y tratamientos que pueden ayudarnos de forma muy efectiva, como por ejemplo los que a continuación vamos a exponer:

-El reposo del paciente será fundamental, sobre todo en los casos en los que se trata de un vértigo continuado, como el vértigo central del que hablábamos anteriormente.

-La prescripción de relajantes musculares como el Miolastan dan también muy buenos resultados, ya que minimizan los síntomas del vértigo.

-El uso de Nimodipina, creada en un principio para curar la hipertensión arterial.

-La ingesta de Prometazina, que erradica síntomas como los mareos y los vómitos.

-Y por último, los anticolinérgios, que son también muy útiles.

Evitar síntomas del vértigo

Además de todas estas terapias, existen también tratamientos más naturales como la hipnosis o terapias psicológicas, que ayudan de forma muy positiva al paciente de vértigo a reducir las situaciones de estrés y aturdimiento que esta enfermedad produce. Las hojas del ginkgo también son muy famosas como remedio natural para el vértigo, ya que amplía el riego sanguíneo en el cerebro.

Los pacientes de vértigo deberán también que:

-Estar lo más quietos y en reposo posible, en el momento en que aparecen los síntomas.

-Volver a los movimientos normales en el momento en el que se esté seguro de que estos síntomas han acabado.

-No realizar movimientos bruscos, ni agacharse, ni leer cuando estamos teniendo estas sensaciones.

-Y permanecer en lugares donde no haya luces demasiado fuertes o luminosas.

El pronóstico de esta patología varía mucho según sea la causa previa que produzca el vértigo. Nunca será igual un paciente de otro, por lo que el médico deberá individualizar cada una de sus acciones médicas.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *