Tratamientos con bifosfonatos en odontología

Entre otras, los tratamientos con Bifosfonatos se utilizan para trata la enfermedad de Paget y otras alteraciones óseas. Suelen ser muy eficaces, sin embargo, en la última década se han detectado un aumento de casos clínicos en los que el tratamiento con bifosfonatos ha provocado la osteonecrosis de los dientes maxilares.

Por este motivo, el profesional dentista debe atender a los pacientes que toman bifosfonatos para sus tratamientos óseos. El odontólogo debe estar muy atento al control de las caries, evitar los tratamiento periodontales invasivos y los implantes así como usar prótesis atraumáticas en la zona lingual.

Los tratamientos con bifosfonatos orales se utilizan, sobre todo, para el tratamiento de la osteoporosis posmenopáusica. Puedes encontrar otras alternativas que puedes utilizar para tratar la osteoporosis en la sección correspondiente de esta página. Los bifosfonatos endovenosos se usan para la enfermedad de Paget, las metástasis osteolíticas de tumores sólidos y la hipercalcemia de origen tumoral. 

Desde el año 2003, se han detectado un aumento en el número de casos de osteonecrosis de los maxilares en los pacientes que tomaban estos fármacos.

Esta enfermedad suele aparecer entre 4-6 meses después de iniciar el tratamiento con bifosfonatos. El paciente suele presentar una falta de cicatrización tras una exodoncia o bien una exposición ósea con claros síntomas de inflamación e infección.

El odontólogo deberá aplicar un tratamiento u otro según si el paciente está en tratamiento de estos fármacos o ya lo ha dejado, si los bifosfonatos son orales o endovenosos, y tendrá que conocer la dosis en cuestión. Hoy en día, para el tratamiento de la osteonecrosis se realiza un abordaje no quirúrgico con el fin de ayudar a la cicatrización de la herida. Ello se logra mediante un mínimo desbridamiento óseo. Además, se recomienda usar enjuagues de clorhexidina al 0.12 % y varios antibióticos.

Por último, los pacientes que toman bifosfonatos durante menos de 3 años apenas presentan riesgo de padecer osteonecrosis. También resulta clave que el paciente que deba someterse a un tratamiento con bifosfonatos, antes del mismo acuda a una clínica dental para que se le haga un diagnóstico buco-dental, un tratamiento dental y un mantenimiento periodontal. Si dentro de los tres primeros años de toma de estos fármacos se debe colocar un implante, se puede hacer con casi plena seguridad, si bien no hay plena seguridad científica.

Finalmente, los tratamientos de odontología restauradora, caries, endodoncia y prótesis son seguros en cualquier momento del tratamiento con bifosfonatos. 




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *