Tratamiento para la neumonía

La neumonía, también llamada pulmonía, es una patología que afecta al sistema respiratorio y que se origina por una infección previa del tejido pulmonar, por ello debe ser tratada en el menor tiempo posible. La neumonía provoca principalmente la inflamación de los espacios alveolares de los pulmones, enrojeciéndolos y provocando severas molestias en aquellos que la padecen.

Es una enfermedad dolorosa, que de no ser cogida a tiempo, puede tornarse en muy grave para el enfermo que la padece, sobre todo en pacientes con sistemas inmunitarios débiles o enfermos de Sida, llegando a ser mortal.

Antes de centrarnos en los posibles tratamientos de la neumonía, vamos a ver sus principales síntomas:

-Los procesos febriles.

-Los espasmos o escalofríos.

-La tos con moco.

-Un dolor intenso de cabeza.

-Dolor muscular o articular.

-O, por último, un intenso dolor de tipo pleurítico.

Causas de la neumonía

Al ser una patología que se desarrolla principalmente por un virus, es muy fácil de contagiar, sobre todo a personas que sufren alguna enfermedad pulmonar de base como es el caso de los asmáticos crónicos.

En cuanto al tratamiento de la neumonía, la mayor parte de los cuadros clínicos son curados sin necesidad de hospitalización alguna. Una simple visita al médico será suficiente para el diagnóstico de la misma. Los antibióticos como la amoxicilina o la eritromicina, un reposo continuado, la ingesta de gran cantidad de líquidos y la toma de vitamina C natural son perfectos para superar la enfermedad.

En el caso concreto de la pulmonía viral, la mejor opción es tratar la enfermedad con fármacos de amantadina o de rimantadina, o con medicamentos basados en el zanamivir.

Aquellas personas que sufran cuadros clínicos previos de enfermedades pulmonares graves o alérgicas podrán necesitar alguna dosis de oxígeno adicional e incluso, requerir 48 horas de internamiento en un centro hospitalario.

Para las personas que cuiden a enfermos de neumonía, el mejor consejo es no entrar en contacto directo con las mucosas de la persona infectada, además de ventilar bien la casa, en los momentos el enfermo se encuentre en otra habitación.

Pese a que existen casos  muy graves y con desenlaces funestos, en el mundo desarrollado, la neumonía es una enfermedad perfectamente tratable y con un pronóstico muy positivo.

Si quieres saber más sobre las enfermedades que afectan al sistema respiratorio puedes consultar esta página que analiza los principales trastornos que pueden aparecer.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *