Tipos de materiales utilizados en las coronas en Madrid

El dentista puede aconsejarnos la colocación de una corona si se produce cualquiera de los casos siguientes:

  • Si un diente se ha roto o fracturado.
  • Si se ha desgastado o debilitado el esmalte de un diente.
  • Si nos falta un diente y se ha de proceder a colocar un implante dental o un puente.
  • Si nos han hecho una endodoncia y se ha de colocar una corona para cubrir el diente.
  • Si queremos mejorar el aspecto estético de un diente.

Si nos encontramos en cualquiera de las situaciones anteriores, tendremos que consultar con el dentista qué tipo de corona será la que más se adapte a nuestro caso.

 

Tipos de coronas

Hay cuatro materiales que se pueden utilizar para la fabricación de las coronas:

  1. Cerámicas.
  2. Porcelana fusionada sobre metal o circonio.
  3. Aleaciones de oro.
  4. Aleaciones con base de metal.

1. Las coronas hechas solamente a base de cerámica se recomiendan si los dientes que se han de restaurar son los incisivos. Se elige este material en estos casos debido a que la cerámica puede imitar mejor la forma y el color de los dientes originales. En estos casos, el diente se ha de reducir para que la porcelana se pueda ajustar bien a éste. El mayor inconveniente que presentan las coronas hechas con cerámica, sin embargo, es que se pueden romper más fácilmente a causa de fuertes mordeduras, aunque, sin embargo, resisten muy bien el desgaste.

2. Las coronas en las que la porcelana se fusiona con metal o con circonio, se componen de una parte metálica o de circonio que se encuentra en el interior y que aporta una mejor resistencia a la estructura.  Para colocar este tipo de coronas, el dentista tendrá que limar o quitar una parte del diente para que su adecuada integración.

3. Las coronas hechas a base de aleaciones de oro están formadas por oro, cobre y otros metales que van a prestar un mayor aguante y resistencia a la hora de fijarse a la estructura del diente. Así, las coronas de aleaciones de oro son resistentes tanto al desgate como a las fracturas. Además, estas coronas no necesitan que se reduzca demasiado el tamaño de los dientes para su implantación. Por otro lado, este material es biocompatible con la encía.

4. Las coronas elaboradas con aleaciones con base de metal, están compuestas por metales no nobles que van a prestar una mayor firmeza y resistencia a la corona y al diente. Además, este tipo de coronas van a ser muy resistentes al desgaste y a la corrosión. Al igual que en el caso de las coronas hechas de aleaciones de oro, con las coronas fabricadas con aleaciones de metal el dentista no tendrá que reducir mucho la estructura dental para su colocación. 




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *