Síntomas

Es importante un estudio detallado de los síntomas de la alergia para determinar con seguridad cuál es el origen de cada reacción alérgica. Definiremos por tanto los síntomas de las alergias como la reacción del  organismo ante la presencia de agentes externos que lo pueden perjudicar, las sustancias químicas que libera el cuerpo para combatir estos agentes extraños son las que producen los diferentes síntomas como, por ejemplo, la irritación de la garganta y de las fosas nasales. Algunas de los más comunes son:

- Irritación de la garganta y de las fosas nasales: Este es generalmente el primer síntoma que se presenta, la persona experimenta excesiva secreción de mucosidad, estornudos, nariz taponada, ardor en el paladar, en los oídos y en la nariz.

- Irritación de los ojos: Es el segundo síntoma más común y consiste en además de la irritación de los ojos en un lagrimeo excesivo, esto hace que la persona alérgica se frote los ojos lo que ocasiona mayores molestias. Otros síntomas típicos son las ojeras, el exceso de secreciones y lagañas, conjuntivitis,  queratitis, edema entre otros.

- Afecciones dermatológicas: En muchos pacientes los síntomas de las alergias se manifiestan en la piel. Algunos de los más comunes son: enrojecimiento, irritación, resequedad, ronchas, verrugas u otras erupciones

- Problemas respiratorios: Este es un síntoma bastante molesto para los pacientes por lo que requiere de pronta atención médica. Estos síntomas incluyen la obstrucción de las vías respiratorias por inflamación de la garganta, lengua o labios, respiración con silbido o  principios de asma, tos, opresión en el pecho, neumopatía intersticial, neumopatía en eosinófilos entre otros.

- Problemas digestivos: Síntomas como vómitos, diarreas o  excesiva acidez estomacal son síntomas comunes de las alergias.

síntomas de alergia

Algunos de los cuidados básicos para disminuir estas reacciones:

- Evitar las horas y lugares de mayor polinización

- Mantener las ventanas cerradas

- Mantener una humedad de menos del 60% en la casa

- Consumir antihistamínicos que han sido recomendados por el médico, en lo posible no se auto medique.

- Seguir el tratamiento que sea recomendado por el médico

- Proteger los ojos

- Evitar el tabaco y los lugares con humo

- Acudir al alergólogo si los síntomas no desaparecen o se acentúan.

- Tener una alimentación saludable

- Incrementar el consumo de vitamina C.

- Evitar el estrés

- Limpiar muy bien los filtros del aire acondicionado tanto en casa como en el auto.

- Evitar tener contacto con mascotas

- Evitar muñecos de peluche

- Evitar tener alfombras en los espacios

- Lavar la ropa de cama a una temperatura alta que permita eliminar los ácaros.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *