Síndromes

Se entiende como definición de síndromes geriátricos la condición  de salud que resulta de la pérdida de algunas facultades físicas del adulto mayor, derivadas precisamente de la edad avanzada, como parte natural del proceso de envejecimiento. Y son estos síndromes geriátricos los principales problemas a los que se enfrenta la familia y que debe sortear cada día sin que existan debido a la edad, soluciones inmediata o futuras, porque son parte, como hemos dicho de envejecer.

Se conocen muchos de estos síndromes geriátricos, el decaimiento de la salud en general se considera uno de los grandes síndromes geriátricos, una incapacidad a superar algunos trastornos que son en la edad adulta y en condiciones de salud, leves o fáciles de superar pero que en el adulto mayor son un riesgo de constante falta de salud. El personal geriátrico está claramente entrenado para sobrellevar la fragilidad del adulto mayor y ayudar en el proceso de evitar situaciones que desencadenen complicaciones.

El estreñimiento es uno de los problemas de la edad que se puede enmarcar dentro de los síndromes geriátricos, y que en la vejez se convierte en un problema crónico, quizá debido a la falta de movilidad en los adultos mayores, y como un problema que a veces se torna demasiado prolongado, resulta una merma de la  calidad de vida del adulto mayor. A la par del estreñimiento existe otra condición de síndrome geriátrico como lo es la incontinencia fecal que suele darse como resultado de otros problemas de salud que la provocan.

Quizá el más común de estos síndromes es la incontinencia urinaria, que se presenta en ambos sexos y aún antes de considerarse al individuo como adulto mayor, la misma representa también un problema psicológico porque influye en la autoestima del paciente.  Las alteraciones sensoriales son comunes ya a partir de la edad adulta pero en la vejez se presentan definitivamente en forma individual o en una alteración gradual de todas, baja la calidad de la agudeza visual y auditiva, se pierde en alguna medida el sentido del olfato y el gusto o estos no son ya tan activos.

Son estas condiciones de salud las que hacen más complicado el cuidado del adulto mayor y las que obligan a optar por el servicio especializado de geriatría que puede a través del mismo mejorar las condiciones de vida del adulto mayor y aunque algunas como el ciclo natural de la vida no tienen, mejora o curación, al menos se puede  propiciar un entorno cómodo como el que ofrece un centro geriátrico.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *