Dolor en el riñón

El dolor de riñones es uno de los más temidos por las molestias que ocasiona, si bien es cierto que cada persona siente el dolor de formas diferentes y también en diferentes lugares. Al dolor se responde de diferentes formas, así que no hay diagnóstico único, como tampoco hay una forma única de padecer una patología o un dolor únicos.

Un diagnóstico de un caso concreto debe hacerse de forma individualizada por el médico especialista en la materia. Quizás el paciente sienta o crea que el dolor viene directamente de los riñones o de la orina, pero puede no ser el caso, el dolor puede venir de otra parte y reflejarse en los riñones.

La forma en la que el cuerpo dice que algo no va bien o todo lo bien que debiera es mediante el dolor; y es el dolor lo que, con más frecuencia, hace que se consulte al médico.

La mayoría de las causas importantes para preocuparse por los riñones no causan dolor en ellos. Posiblemente alguien con insuficiencia real no sienta dolor; por otra parte, no provienen todos los dolores de las zonas de los riñones, aun cuando sí exista un problema en estos órganos. Es indispensable un buen estudio y los resultados pueden quedar enmascarados aunque se hayan realizado pruebas oportunas al paciente.

Suele ser intenso, agudo, penetrante, quienes lo padecen lo califican de insoportable, pero lo que el médico pretende saber sobre ese dolor es dónde comenzó, si el dolor oscila de un punto a otro; si se trata de un dolor constante o por contra, va y viene. Y cuando desaparece, con motivo de qué, si bien de paso de agua o bien por cambio de posturas, si cesa un movimiento, etc.

dolor de los riñones

Es el paracetamol el analgésico que suele recomendarse al respecto, es el más seguro; pero no debe ingerirse en dosis superiores a dos comprimidos, cuatro veces al día y resultando ineficaz, los calmantes con codeína pueden ser efectivos y pueden ser utilizados. Pero, lamentablemente, en pacientes con dolor severo de riñón es generalmente muy difícil conseguir erradicar la dolencia. A esto viene a sumarse, en algunos pacientes de riñón, que algunos analgésicos pueden ser perjudiciales, por tanto el ibuprofeno no es la panacea universal para los enfermos de riñón, más aún cuando pueda existir alguna insuficiencia. Queda desaconsejado totalmente el uso de medicamentos fuera de la prescripción por parte del profesional especializado.

Algunas condiciones específicas que pueden producir dolor son la presencia de bacterias en la orina; también los cálculos renales, que son trocitos de piedra o arenilla que llegan a formarse, es lo que se llama cálculos renales y pueden ser el origen de dolencias en costado o ingles, es posible, en ocasiones, su eliminación vía orina.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *