Resinas en odontología

Las resinas dentales están ganando terreno en la odontología moderna. Se trata de restauraciones estéticas de la dentadura las cuales se pueden usar en dientes dañados o cariados. Para ello se usa la resina. Este material se trabaja al color de cada diente lo que permite conseguir una restauración agradable, cosmética y eficaz.

Las resinas en odontología son usadas como una alternativa estética en vez de utilizar las amalgamas corrientes. También se trabaja con las resinas para corregir fisuras y grietas en los dientes.  Hoy en día, las resinas dentales se están imponiendo cada vez más a las restauraciones de amalgama.

Las resinas dentales cuentan con mayores propiedades estéticas, tienen mayor resistencia al desgaste y ofrecen un bajo potencial tóxico en comparación con las amalgamas. Ello provoca que sean preferidas para los pacientes, si bien no tanto para los odontólogos ya que este material es más sensible y más complicado de manipular.

Estas son las ventajas de usar las resinas dentales:

Mejore estética pues apenas se notan al prepararse al color del diente (las resinas disponen de una gran panoplia de colores)

Son ideales para las restauraciones de los dientes frontales

No contienen mercurio como en el caso de las amalgamas

Ayudan a mejorar el aspecto de los dientes manchados o fracturados

No se requiere una cavidad en el diente para ser utilizadas

Mientras que sus desventajas son éstas:

Son más caras que las restauraciones de amalgama

Con el paso del tiempo y según como cuidemos la dentadura, el color del diente puede variar ligeramente.

Las resinas dentales se dividen en:

Resinas de microrelleno: Se utilizan en los dientes anteriores. Son estéticas y más pulidas, pero menos resistentes

Resinas de macrorelleno: Se usan para los dientes posteriores. No pierden estética, son menos pulidas y más resistentes.

Resinas híbridas: Se utilizan para todos los dientes y tanto su estética y su resistencia son intermedias.

Otra forma de clasificar a las resinas es la que las divide en resinas acrílicas (las más usadas actualmente), resinas fotopolimerizables y resinas de auto polimerizado. Hoy en día, la innovación en las resinas no para y cada vez existen más tipos. El odontólogo debe reciclarse y ampliar sus conocimientos en este campo que cambia y avanza a pasos agigantados. La odontología del siglo XXI no deja de avanzar por el bien del paciente así como del profesional. 



Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *