Resfriados

El resfriado común es una enfermedad infecciosa viral leve del sistema respiratorio. Afecta a personas de todos los rangos de edad y es altamente contagiosa. Sus síntomas más habituales suelen ser estornudos, dolor de cabeza, congestión nasal, dolor en la garganta, tos,  malestar general y ojos llorosos. No es nada grave, pero molesta mucho en el día a día moderno. La gripe es mucho más grave.

Existen una cantidad de remedios caseros para el resfriado de forma rápida y segura. El limón es vital para combatir esta dolencia. La vitamina C de jugo de limón aumenta la resistencia del cuerpo y reduce el tiempo del resfriado. Se debe diluir un limón en un vaso de agua tibia y añadir una cucharada de miel; luego se toman dos vasos al día. También pueden tomar infusiones de zarzaparrilla, laurel, espliego y menta.

Durante muchos años, el caldo de pollo ha sido usado como remedio casero contra el resfriado; todavía funciona mejor si se le añade un poco de picante para evitar la congestión nasal. Otro clásico ha sido la sopa de ajo. Se hierven cuatro dientes de ajo en un vaso de agua y se toma, al menos, una vez al día. Asimismo, se pueden diluir unas cinco gotas de aceite de ajo con una cucharada de jugo de cebolla en una taza de agua; luego, se bebe unas tres veces al día.

Otro remedio casero muy útil es elaborar esta ensalada. Se necesitan una cebolla mediana cortada en cuadritos, tres dientes de ajo picados, pimentón crudo picado, lechuga, tres limones, aceite y sal. Se mezclan y se come una vez al día durante unas 72 horas.

Más original resulta un remedio proveniente de la aromaterapia. Se trata de realizar un masaje diario en la planta de los pies con unas 15 gotas de aceite esencial del árbol de té. Y siguiendo con las curiosidades, en una región de Rusia se usa una cebolla cruda; se coloca la cebolla junto a la cama durante toda la noche.

Para los valientes, resulta muy recomendable elaborar una solución de agua con sal. Se echa esta solución sobre cada fosa nasal y luego se coloca la cabeza hacia atrás. Ayudará mucho a acabar la mucosidad, sin embargo, será algo fuerte. Una forma más suave de este remedio es poner agua a hervir y luego añadir manzanilla. Finalmente, se utiliza un cuentagotas y se aplica en las fosas nasales.

Por último, hay que seguir estos consejos: mantenerse alejado de las personas resfriadas; lavarse las manos antes de cada comida; no compartir toallas con las personas resfriadas; usar un humidificador; mantener calientes los pies; y descansar adecuadamente durante la noche. 




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *