Sinusitis

Los remedios caseros para la sinusitis pueden ser muy eficaces. En cualquier caso puede ser recomendable visitar un médico especialista para recibir el tratamiento apropiado, aunque podemos complementarlo con tratamientos naturales, basados en los remedios tradicionales.

La sinusitis es una enfermedad que se debe a la infección de los senos paranasales. La causa primaria que provoca  la sinusitis pasar por la obstrucción de los orificios de los senos. La sinusitis puede ser aguda, crónica o intermitente.

Cuando se padece sinusitis la nariz está taponada, además se producen dolores en la nariz y en toda la cabeza, que pueden llegar hasta afectar a los dientes e incluso provocar fiebre.

Una de los mejores remedios caseros para combatir la sinusitis son los vahos de eucalipto. Se llena un recipiente con aproximadamente un litro de agua, se echan unos diez gramos de hojas de eucalipto o diez gotas de aceite esencial de eucalipto. Se calienta durante unos cuantos minutos, luego se coloca la cara encima del recipiente y se tapa la misma con una toalla para respirar el vaho expulsado por el agua. Se debe aguantar unos 10 o 15 minutos y  repetir la acción dos o más veces al día.

Otro remedio casero consiste en elaborar una solución de aceite, sal y esencia de lavanda. Se mezclan dos cucharadas de agua, un poco de sal marina, unas cuatro gotas de aceite de oliva y otras tres gotas de lavanda. A renglón seguido, se calientan hasta llegar a hervir. Luego, se deja reposar y se aplican varias gotas en las fosas nasales, unas tres veces al día (mañana, tarde y noche).

Un remedio natural muy efectivo es la ducha nasal con agua de mar. Se usa desde hace muchos años. Se trata de una vasija que se vende en herbolarios. Está llena de agua con sal marina con un orificio en el que se puede introducir el orificio nasal. El agua asciende por un orificio y sale por el otro. Tras repetir la acción con el otro orificio, hay que sonarse muy bien para completar la limpieza total de la nariz. Se debe hacer unas dos veces al día.

También se pueden tomar varias infusiones para paliar los efectos de la molesta sinusitis. Destacan una infusión hecha con jengibre, hojas de eucalipto y zumo de limón y miel; y la clásica tisana de manzanilla.

Por último, existen otros muchos remedios caseros como ingerir bastantes ajos durante las comidas; comer zanahoria cruda y rábanos; echar una gotas de limón en las fosas nasales al despertarse y poco antes de irse a la cama; masajear ligeramente los pies antes de meterse en la cama con un poco de aceite de sésamo; no tomar alcohol ni fumar ni abusar de las gotas nasales comerciales.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *