Dolor de Muelas

Los remedios para el dolor de muelas son utilizados para aliviar el molesto dolor de forma provisional, sin embargo, si queremos erradicar por completo el dolor de muelas es necesarioa acudir a un especialista para que solucione este problema de raiz.

Los dolores de muelas pueden ser ocasionados por varios factores. El más común está asociado a la caries. En una muela cariada aumentan las posibilidades de que algún resto de comida se introduzca en el agujero y provoque una infección que acabe afectando a las terminaciones nerviosas de los dientes. Este hecho provoca un dolor agudo que se expande hacia la mandíbula. Si no se soluciona la infección, se puede extender por la encía originando un molesto flemón.

El dolor de muelas es profundamente molesto. Si, de repente, a uno le empiezan a doler las muelas y no puede acudir al dentista para buscar una rápida solución, tiene la opción de recurrir a varios remedios caseros para mitigar el dolor

Así, para el dolor de muelas existe el remedio tradicional de presionar con la punta de un palillo u otro objeto de punta redonda en el ángulo externo del dedo índice del lado del pulgar, donde se juntan las líneas de inserción de la uña. Se debe mantener la presión hasta que ceda el dolor y repetir varias veces. El dedo a presionar será el correspondiente al lado del dolor. Es decir, si te duele una mula de la parte izquierda de la mandíbula, se tiene que pinchar el dedo índice de la mano izquierda.

También puede ayudar a aliviar el dolor de muelas con una sencilla operación casera: colocar en el hueco de la caries unos granos de sal o un poco de tabaco. Incluso algunas personas optan por mojar un algodón con coñac y colocarlo sobre la muela dolorida.

Otro remedio natural consiste en utilizar corcho quemado. Si el dolor de muelas es en el lado derecho, hay que quemar un corcho de botella por un extremo, envolverlo con un pañuelo y meterlo en el bolsillo derecho del pantalón. Si el dolor fuera en el lado izquierdo, se pondría en el bolsillo izquierdo. Por raro que parezca, funciona.

Por último, existen otros remedios caseros para aliviar el dolor de muelas como colocar un trozo de aspirina en la zona dolorida; situar sobre la muela afectada un trozo de cebolla cruda y apretarlo tanto que vaya soltando el jugo y haga efecto sobre la muela; aplicar unos trozos de ajo sobre la muela; aplicar hielo sobre la cara para bajar la hinchazón de la raíz.

Estos remedios caseros para los dolores de muelas sirven para aliviar el dolor o pasar la noche (en estas horas es cuando el dolor se reproduce más) medianamente bien, pero al final uno tendrá que acudir al dentista para remediar el mal. No obstante, estos trucos caseros nos servirán para calmar uno de los dolores más desagradables que uno puede padecer: el dolor de muelas. Quien lo ha padecido sabe lo que significa.



Artículos relacionados

Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *