Dolor de cabeza

El dolor de cabeza es una de las dolencias que afecta a un mayor número de personas y, en algunos casos, puede llegar a convertirse en un auténtico y molesto problema. Uno de los dolores de cabeza más habituales es la migraña o jaqueca, un dolor muy fuerte localizado normalmente en una de las mitades de la cabeza que, cuando es grave, puede llegar a provocar mareos y vómitos.

Existen varios remedios caseros para el dolor de cabeza. Se trata de elaborar un cataplasma de verbenas. Para ello, se precisan de 20 gramos de verbena, dos claras de huevo y una cucharada de aceite de oliva de primera presión en frío. Se calienta el aceite en la sartén y se fríe la verbena durante unos 20 minutos. Luego, se baten las claras hasta que alcancen la consistencia de punto de nieve. Finalmente, se añaden las claras de huevo batidas y se hace una tortilla. A renglón seguido, se envuelve la tortilla en un paño y se aplica sobre la frente, cubriendo con otro paño para sujetarla. Se debe mantener en la frente durante dos horas y repetir la aplicación en días alternos hasta solucionar el problema.

Asimismo, se conocen muchos masajes y tratamientos de digitopuntura (es decir, de presión con los dedos) que alivian el dolor de cabeza agudo. Uno de ellos, especialmente sencillo y eficaz, consiste en presionar un punto que se encuentra en la parte más alta de al cabeza, y a continuación, dar masajes en círculo. Este punto, donde se debe hacer la presión con los dedos, es la intersección de las dos líneas imaginarias que dividen la cabeza, de la nariz a la nuca y de oreja a oreja.

Una vez encontrado el punto exacto se debe presionar hacia abajo hasta causar un poco de dolor. Sin mover el dedo de posición, se tiene que practicar un masaje en círculo en el sentido contrario a las agujas del reloj. Para que el masaje sea efectivo, la presión con el debo debe provocar un eructo que reducirá sobremanera  el dolor de forma instantánea.

Además, para aliviar los dolores que afectan sólo a uno de los dos lados de la cabeza, basta colocar una pinza de la ropa sujetando el lóbulo de la oreja del costado afectado También es recomendable tomar en ayunas una cucharada de aceite virgen de primera presión en frío con el zumo de medio limón. Por último, las bayas del enebro, negras en otoño son muy buenas contra los dolores de cabeza; inhalar gotas de aceite de lavanda en un pañuelo empapado; y colocar en la habitación un recipiente de un litro de agua hirviendo sobre el cual se vierten hojas de pino o pétalos de rosa.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *