Radiofrecuencia Corporal

La radiofrecuencia corporal es una alternativa estética que trabaja satisfactoriamente en el tratamiento de la celulitis, una técnica segura y sencilla que resulta además práctica por cuanto no invasiva, permite prescindir de los tratamientos quirúrgicos que requieren hospitalización y una convalecencia que la radiofrecuencia corporal hace innecesaria.

La técnica de la radiofrecuencia consiste en la aplicación de un calentamiento de la piel que llega hasta el tejido subcutáneo lo que produce como reacción un drenaje del tejido linfático que a su vez promueve la liberación de toxinas y disminuye líquidos que se encuentran en las zonas afectadas por la celulitis, se regenera el colágeno de dichas zonas y eso permite que las zonas afectadas recuperen la firmeza que la celulitis les ha restado.

Este tratamiento se aplica de manera sencilla y no tiene convalecencia alguna más que evitar la exposición solar en un período de 48 horas después de aplicado el tratamiento. La sesiones de aplicación duran entre 25 a 50 minutos dependiendo de la zona a trabajar, que puede ser la de los brazos, muslos, abdomen. Es un tratamiento sin anestesia al cabo del cual el paciente se reincorpora a sus rutinas diarias normalmente.

Cada sesión de radiofrecuencia corporal se concerta durante un período que va de 8 a 12 meses, 1 cada 1 o 2 semanas dependiendo de los resultados y la necesidad específica del paciente. Los resultados se ven a partir del primer mes y concluido el tratamiento se puede, dependiendo del caso, hacer una sesión de mantenimiento.

Aunque su aplicación es fácil y sin efectos secundarios, no se recomienda en mujeres embarazadas ni en personas que muestren condiciones de enfermedades del tejido conectivo y neuromusculares, cáncer, implantes de colágeno recientes, personas con prótesis metálicas, marcapasos, mala coagulación de la sangre, cardiopatías graves o casos de sobrepeso que requieren soluciones más drásticas que la radiofrecuencia corporal.

A pesar de ser muy popular, la radiofrecuencia corporal puede tener variedad en su precio, ya que depende del profesional que la administra así como de la necesidad del paciente en el tratamiento o zonas a tratar o cuántas sesiones requiere para la misma. Pero el precio por sesión podría considerarse aproximadamente en 150 euros, ya que la cantidad de sesiones que se necesitan también depende del estado del paciente y lo que realmente requiera de esta técnica. Que es práctica, efectiva y sin efectos secundarios. Pero aunque los resultados son buenos también hay que tener en cuenta sesiones de mantenimiento cada cierto tiempo.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *