Tratamiento

Aunque cuando hablamos de queratosis pilaris hablamos de una patología que no tiene cura alguna, es cierto que existen diferentes tratamientos muy eficaces y que minimizan los principales síntomas de este desorden de la piel.

Para iniciar el tratamiento de la querotosis, un médico especialista en dermatología sólo necesitará examinar la zona afectada para establecer el diagnóstico exacto. Y una vez hallado, iniciar la cura.

Los principales tratamientos o formas de abarcar este desorden común son:

  • La aplicación de lociones humectantes que suavicen los granitos típicos y que faciliten que la piel del afectado esté visiblemente más bonita.
  • El uso de cremas con un alto contenido en ácido láctico, ácido salicílico, urea, vitamina D o con tretinoína. Estas cremas deberían aplicarse un par de veces al día en la zona con granitos.
  • También las cremas basadas en esteroides sirven para minimizar el color rojizo, tan característico de la queratosis pilaris.
  • Otra buena opción es la aplicación de ácido acetil salicílico. Éste, extendido directamente en la piel, facilita que los pequeños bultos disminuyan visiblemente su tamaño.

Además de todos estos tratamientos, también existen curas más novedosas como:

La utilización de un laser del tinte del pulso. Esta técnica se realiza con el objetivo de minimizar el color rojizo de los granos. Se obtienen muy buenos resultados, aunque no es efectivo con la aspereza de las zonas afectadas.

Además de todos estos tratamientos también es necesaria la buena higiene de la zona con jabones no agresivos para la piel. Además, la sustitución de baños demasiado calientes por duchas mucho más cortas y con el agua más templada mejorará el aspecto de la dermis.

Una vez prescrito el tratamiento, el pronóstico es generalmente bueno y los granitos suelen reducirse visiblemente. Aún así, es cierto que existen numerosos casos en los que los signos de esta enfermedad no remiten y sólo la edad avanzada hace que vaya remitiendo su fuerza.

Aunque se trate de una afección leve, es necesario acudir a un profesional que estudie el desarrollo de esta queratosis.

Esta enfermedad es muy común entre los adolescentes, aunque también puede darse en edades mucho más avanzadas o en recién nacidos.

A continuación te presentamos algunas fotos de ejemplos de esta enfermedad:

foto de queratosis pilaris    ejemplo queratosis polaris

Comentarte que también puedes encontrar más información en la Wikipedia, con interesantes vínculos a otras fuentes que amplian esta información.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *