Quemaduras por fotodepilación

Las quemaduras producidas por la fotodepilación si bien no son muy frecuentes se presentan en algunos casos. Es importante antes de decidirse por este procedimiento el conocer todos los factores asociados así como los posibles riesgos, la decisión que se tome debe ser completamente informada.

En la gran mayoría de los casos estas quemaduras obedecen a que los centros o clínicas  de estética no cuentan con personal cualificado y/o equipos adecuados para llevar a cabo este tipo de procedimientos de forma correcta. Las quemaduras derivadas de la fotodepilación pueden ser bastante dolorosas y requieren de tratamiento especializado por parte de un dermatólogo, el gran parte de los casos han sido de primer grado pero en otros pueden incluso llegar a ser de tercer grado. Muchos pacientes son engañados por parte de los pseudoespecialistas quienes afirman que la presencia de ampollas o dolor intenso después del procedimiento es normal, lo que hace que el paciente no preste mayor atención al problema agravándolo aún más por la falta de tratamiento.

En muchos casos el mismo centro de estética que provocó las quemaduras por la fotodepilación presta la atención correspondiente al paciente que fue lastimado pero en otros casos los pacientes afectados deben recurrir a las acciones legales ante la justicia para poder recibir atención o compensación por el daño causado. Las demandas instauradas en contra de estos centros de estética han tenido como resultado compensaciones de altas sumas de dinero a favor de los pacientes, pero todo esto después de atravesar todo el proceso legal y tener que vivir con as consecuencias físicas que dejó la negligencia de este tipo de lugares. 

En la mayoría de los casos en los que las quemaduras son tratadas de forma adecuada y oportuna,  la posibilidad de marcas disminuye notoriamente, pero en algunos pocos casos las cicatrices no desaparecen lo que obliga a los pacientes a vivir con estas marcas de por vida o a someterse a procedimientos quirúrgicos para eliminarlas. Es vital cerciorarse que el lugar que se elija para realizarse este procedimiento cuente con todas las garantías para atender una situación como esta para evitar mayores complicaciones.

Los equipos de fotodepilación tienen 3 factores que deben ser regulados por los médicos antes de realizar cualquier procedimiento de depilación, estos son:

- La potencia del disparo luz
- La duración del disparo de luz
- El tamaño del spot o rango de cobertura en cada disparo de luz. 




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *