La queiloplastia

Como parte de la mejora estética se considera la queiloplastia o cirugía de los labios, destinada a darle una apariencia más sensual a los mismos, generalmente dando más cuerpo al labio inferior, que se logra a través de una incisión en el mismo y cuya curación, la caída del punto, ocurre naturalmente, no se tiene que retirar como en otros procedimientos quirúrgicos, y no resulta complicada si la hace un profesional calificado y siguiendo las condiciones de seguridad que toda cirugía requiere.

El uso de la queiloplastia, generalmente se aplica para darle un aspecto de simetría y más estética a unos labios delgados, cuando estos son excesivamente delgados se puede aprovechar a inyectar grasa del paciente dentro de los mismos lo que le da un aspecto más “lleno” a los labios y una apariencia general más sensual por cuanto culturalmente se consideran más voluptuosos unos labios gruesos y simétricamente más armoniosos.

Es una intervención de cirugía con una duración de hora y media, en la que se usa anestesia local, el proceso de rehabilitación dura apenas una semana y no tiene ninguna condición especial por demás lo mejor todavía es que los resultados logrados en la apariencia de los labios gracias a la queiloplastia son permanentes así que su imagen se ve realzada de manera duradera.

Aunque la rehabilitación es corta y casi indolora se pueden presentar algunas condiciones como inflamación leve del labio, pero las molestias que pudieran darse mejoran rápidamente con los medicamentos que se administran para la misma. Los resultados obtenidos de la operación de los labios son perceptibles a partir de los 10 días cuando ya la inflamación ha cedido y el paciente se siente del todo bien porque han cedido las pequeñas molestias.

Es importante para un resultado óptimo seguir las condiciones del período postoperatorio que es tener una dieta blanda para no hacer esfuerzos en la zona tratada, no exponerse al sol durante al menos un mes, no se deben realizar esfuerzos físicos ni practicar deportes de 2 a 3 semanas después del procedimiento, y siendo que la intervención no representa dolor alguno el proceso de recuperación no debe significarlo tampoco, y los beneficios en cuanto a la apariencia y lo que esto influye en la autoestima son amplios, así que puede decirse que la queiloplastia, es una intervención de embellecimiento a todas luces ventajosa y accesible en cuanto a costo y sin riesgos.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *