Qué es la kinesiología

Queremos informarte sobre qué es la kinesiología. Se trata de una técnica natural, que vincula cuidado corporal y mente. Trata de equilibrar física y psíquicamente a la persona, a través del movimiento y la estimulación muscular.

Tratamientos a tu medida

La kinesiología es una disciplina terapéutica natural y de cuidado corporal, que persigue reequilibrar emocional y físicamente a la persona, por medio de la estimulación muscular.

La kinesiología entiende el ser humano como un complejo sistema biológico abierto, que genera su propia energía en aras de un equilibrio y funcionalidad satisfactorios. No obstante, en ocasiones es necesaria ayuda externa en este proceso, labor de la que se encarga esta disciplina global de cuidado corporal, a través de la estimulación muscular y el ajuste óseo.

Esta técnica identifica, por tanto, los desequilibrios físicos y mentales del cuerpo humano (estrés, alteraciones emocionales, dolor, déficit de nutrientes etc) y trata de combatirlos a través del movimiento corporal y la estimulación sobre puntos reflejos neurovasculares y neurolinfáticos.

La kinesiología se fundamenta en la íntima conexión existente entre cuerpo y mente. Los músculos tienen memoria y en ellos se plasman nuestros problemas psíquicos y traumas. Por tanto, se trata de una disciplina de cuidado corporal, entendiendo éste en su sentido más amplio (físico y mental).

Para lograr sus objetivos de equilibrio físico, emocional y energético, la kinesiología se sirve de los meridianos, que son los canales por los que circula la energía en el cuerpo humano. Con el test muscular, se identifica la etiología del malestar y se está en disposición de aplicar la técnica de estimulación muscular más apropiada.

La kinesiología posee un enfoque global y holístico del ser humano y del cuidado corporal. En ella se integran aspectos derivados de la medicina tradicional china, la neurología, la psicología, la nutrición, la bioquímica, las terapias manuales, la autonomía, la ergonomía, la traumatología, la fisioterapia, la farmacología etc.

El origen de la kinesiología se localiza en Detroit (Estados Unidos). En 1964, el doctor Goodheart inició investigaciones sobre las interrelaciones entre los procesos fisiológicos y la anatomía del cuerpo humano con el movimiento. Este quiropráctico empleó el test muscular. No obstante, el doctor Kendal y Kendal, en 1949, ya había tratado el tema en su libro “Muscles, Testing and Function”.

En definitiva, la kinesiología diagnostica el desequilibrio y trata de atajarlo a través de un refuerzo y reequilibrio global de la persona, en vez de limitarse a luchar contra los síntomas. Se trata de que el paciente tome conciencia de su problema y conozca las vías para solventarlo.

El cuidado corporal y las técnicas de la kinesiología permiten, gracias a la estimulación muscular, actuar contra todo tipo de dolores físicos, identificar alergias o hipersensibilidades, liberar tensiones profesionales o personales, mejorar el rendimiento laboral, apoyar la toma de decisiones trascendentales, mejorar el proceso de aprendizaje o potenciar el desarrollo personal.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *