Plataforma vibratoria para la celulitis

La lucha contra la celulitis como un problema estético que afecta cada día a mayor cantidad de personas, ha permitido que se investigue constantemente nuevas alternativas para lograr una mejoría de la apariencia y la salud de la piel aquejada por esta condición. Y aunque muchos tratamientos para la celulitis existen hoy en día, habiendo también muchas clases de celulitis, muchas necesidades diferentes, existe la opción de elegir los más cómodos y más efectivos dependiendo de la condición particular.

En el caso de elegir tratamientos para la celulitis, se debe tomar en cuenta la plataforma vibratoria para la celulitis, aunque una técnica conocida desde medidados de los años ’50 como parte de las investigaciones de la NASA de cara a la exploración del espacio con naves tripuladas, fue hasta finales del siglo XX cuando empezó a ser investigada como parte de tratamiento de condiciones como la celulitis, y hoy es uno de los tratamientos populares para contrarestar los casos de celulitis leves.

¿Como funciona?

La maquina actúa sobre las zonas específicas que se requieran con un movimiento oscilante que hace trabajar los músculos, con movimientos de balanceo de izquierda a derecha  con frecuencias diferentes de fibración, lo que motiva la estimulación de las áreas con células adiposas, y debido a la vibración constante los músculos se contraen y entra una especie de combustión de grasa en las zonas afectadas que van eliminando los depósitos de celulitis.

Siendo que la celulitis existe tanto en personas delgadas como gruesas, todas pueden beneficiarse de este método que resulta indoloro y no es invasivo, aunque la motivación de los músculos podría resultar en alguna medida con algún ligero malestar que no implica para nada dolor, pero son los músculos que se contraen o sea una manifestación de que las vibraciones están haciendo su trabajo al “quemar” los depósitos de grasa, eliminarán la celulitis y reducirán el volumen de las zonas problema.

Tiene además otros beneficios como una ligera relajación posterior a los efectos vibratorios, un estiramiento de la piel fláccida, una pérdida de peso, en un método que no es invasivo y que administrado por un experto como parte de un tratamiento de cierto tiempo adecuado a las necesidades permite que se reduzca la misma y se moldee el cuerpo.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *