Peeling Facial, el Peeling Natural y con Láser

El Peeling facial es una moderna técnica de rejuvenecimiento y reacondicionamiento facial, que a retirando la capas superficiales de la piel del cutis promueve la regeneración de la piel permitiendo que desaparezcan cicatrices, arrugas y manchas y la piel luzca rejuvenecida y tersa. Es una exfoliación realizada por un profesional, y uno de los tratamientos más efectivos y económicos para darle una renovación al cutis.

Existe también el conocido como Peeling Láser, una técnica que aprovechando la tecnología laser hace un tratamiento en que el calentamiento de la piel, modifica sin tener que padecer alguna molestia o dolor, las capas de colágeno de la piel del rostro y con ello haciendo desaparecer las arrugas y manchas. Se usa especialmente en personas con piel con tonos oscuros porque les favorece  y es un tratamiento que no requiere convalecencia así que los que optan por el retoman luego de la aplicación sus rutinas diarias sin complicación.

Un peeling natural es aquel que se aplica en casa o una estética y que se hace uso de recetas naturales como la arcilla verde para borrar del rostro las marcas de cansancio, las manchas leves, el acné y otras pequeñas condiciones así como actuar de exfoliante removiendo células muertas y haciendo lucir una piel más suave y saludable.

Estas tres técnicas de embellecimiento de la piel, tienen todas propiedades para iluminar el rostro, borrar los síntomas de cansancio, ayudar al tratamiento del acné, así como mejorar apariencia de pequeñas cicatrices. Suelen realizarse en estéticas, por lo que para obtener sus mejores efectos debemos evaluar bien dónde y quién lo administra y que los productos sean los adecuados.

Tanto en el caso del peeling láser como el natural, los cambios  son significativos y se observan al cabo de cierto tiempo de aplicación. Siendo tratamientos de estética aunque efectivos, sencillos, su aplicación se puede obtener en una prestigiosa sala de estética y cuando se trata del peeling natural en casa con los elementos necesarios para realizarlo.

Estos, el peeling natural y peeling láser, contribuyen a la eliminación de impurezas, hidratan la piel, hacen menos notorias las arrugas y afinan las líneas de expresión, así como contribuyen a prevenir el proceso de envejecimiento retardando la aparición de las arrugas y aligerando aquellas líneas de expresión que son apenas perceptibles todavía. El peeling también contribuye a la eliminación de puntos negros y a la reducción de los poros abiertos.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *