Tratamientos Naturales

Además de los tratamientos médicos convencionales, que en algunos casos pueden ser dolorosos o más agresivos para los pacientes afectados, también podemos tratar las lesiones producidas por el molusco contagioso a través de otras opciones más naturales, que combaten también la enfermedad de una forma permanente y rápida.

Una de ellas es la homeopatía. A través de ella y con las cantidades personalizadas en cada cuadro clínico, el paciente podrá curarse totalmente de forma progresiva

Otra forma es la aplicación tópica de vinagre, principalmente el de sidra de manzana. Si aplicamos en los nódulos un algodón mojado en vinagre durante la noche (ya es el momento en que la piel está más receptiva a los tratamientos dermatológicos), y al despertarnos desprendemos el algodón de las heridas, podremos ver cómo ha desaparecido el color rojizo característico de los granos y han pasado a ser de color blanco. Posteriormente, la piel aquejada se desprende, quedando la piel en carne viva. Estas nuevas heridas se curan en muy poco tiempo, sin dejar marca alguna en la piel. En este caso, es fundamental tener un cuidado extremo de que no haya un contagio a otras zonas del cuerpo.

La caléndula también es una buena forma de hacer frente a esta enfermedad. Es un tratamiento indoloro y que tampoco marca la piel del enfermo. Habitualmente, aplicamos la caléndula a través de un jabón natural basado. Este jabón se aplica en las zonas afectadas insistentemente, pero sin apretar en exceso. Una vez esté la zona limpia, se recomienda la aplicación de un bálsamo, usando una gasa para eliminar posibilidad de la contaminación del resto de la piel.

Todos estos tratamientos naturistas están basados en ingredientes 100% naturales, que tienen como objetivo la eliminación de esta enfermedad cutánea, pero no de manera agresiva ni invasiva para la piel, sino de una forma más suave y progresiva, que elimina posibles complicaciones secundarias, e igual de eficaces que los tratamientos médicos tradicionales.

Recomendar, por último, que es fundamental acudir a la terapia deseada lo más rápido posible, ya que cuanto antes se inicie el tratamiento, antes se erradica la enfermedad y se elimina la posibilidad de contagio.



Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *