Molusco Contagioso en Niños

El molusco contagioso es una enfermedad francamente común, que también afecta a niños pequeños de todo el mundo que están en permanente contacto directo con otros niños de su edad. Esto no es difícil de entender, ya que, al ser una enfermedad que se traspasa a través del contacto directo, es más habitual que se produzca en niños, al realizar juegos entre ellos y entrar fácilmente en contacto piel con piel. Los niños que habitualmente acuden al colegio, parques infantiles o a piscinas climatizadas comunitarias tienen un alto nivel de porcentaje de poder contagiarse del molusco.

Además en este caso, aunque las pústulas habituales aparecen en la piel en pequeñas cantidades, es muy fácil que se multipliquen en respuesta al rascado incontrolado de niños que no comprenden la importancia de no tocar dichos nódulos.

Debe tenerse un especial cuidado con los niños pequeños que sufran algún tipo de inmunodeficiencia, ya que tienen mayor posibilidad de contagiarse y de que surjan complicaciones accesorias en el proceso de su curación.

ejemplo del molusco contagioso en un niñoLa recomendación principal de la comunidad médica ante esta enfermedad es la prevención del contagio, y para ello es fundamental no compartir objetos infectados con el virus, como pueden ser: artículos escolares, juguetes, sábanas, toallas, flotadores o ropa. En general, se debe evitar cualquier artículo de uso personal del niño contagiado o bañarse en la misma piscina o bañera.

El molusco contagioso se da en mayor medida en niños con pieles atópicas que en niñas, al igual que ocurre con los adultos. Y es mayor su incidencia en países con climas tropicales que en países con climas fríos o más secos. En los niños con pieles atópicas, es muy habitual que el nódulo producido por el molusco, provoque una zona de eczema que rodea cada una de las lesiones individuales.

Un dato a destacar es que en el caso de niños afectados, que viven en países con climas tropicales, las lesiones aparecen fundamentalmente en las extremidades del cuerpo. En contra, en los niños contagiados de molusco, que viven en climas más fríos, afecta en mayoritariamente a la cabeza, los genitales, el tronco y los párpados, aunque estos últimos en menor medida.



Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *