El masaje tailandés en Bilbao

El masaje tailandés, también conocido como masaje thai, es un tipo de masaje que, como su propio nombre indica, proviene de Tailandia. Este masaje se realiza con el paciente tumbado en el suelo o en el tatami y vestido con ropa ligera y cómoda. A diferencia de muchos otros tipos de masaje, en el masaje tailandés no se aplican aceites. En Tailandia, se conoce como nuad bo rarn, nuad boran o nuat phaen boran, significa masaje a la antigua usanza.

Se dice que Shivago Komarpaj (Jivaka Komarabhacca), el médico de Buda, creó este tipo de masaje hace 2500 años. Sin embargo, el masaje thai se trata en realidad de la combinación de una serie de influencias distintas procedentes de la India, China y del sudeste asiático. De hecho, se piensa que el actual masaje tailandés es una síntesis decimonónica de varias tradiciones.

 

¿Cómo es el masaje tailandés?

El masaje thai consiste en una secuencia de presiones sobre distintos puntos y meridianos del cuerpo humano, además de otros movimientos como las movilizaciones articulares, los estiramientos o las estimulaciones reflejas. Todas estas técnicas se enlazan de manera que hay un ritmo constante en el masaje, donde, por otro lado, la respiración va a ser un componente esencial, llegándose a armonizar la respiración del masajista con la de su cliente.

Este tipo de masaje se realiza en a todo el cuerpo, incluyendo todas sus zonas desde los dedos de los pies hasta la cabeza, siendo el objetivo principal del mismo la liberación y eliminación de las toxinas y la relajación.

 

¿Cómo se lleva a cabo?

En primer lugar, el paciente, vestido con ropa cómoda que permita el movimiento, se ha de tumbar en el tatami. A continuación, el masajista se va a apoyar en el cuerpo del cliente con las manos y los antebrazos y bloqueando con el codo, para seguir las líneas sen o los meridianos del cuerpo.

El masaje thai comprende muchas posturas similares a las del yoga, por lo que si lo practicamos con asiduidad, no tendremos ningún tipo de problema.

Una sesión completa de masaje thai puede durar de una a dos horas, ya que incluye estiramientos de todas las partes del cuerpo y de muchos movimientos distintos en los que hay que concentrarse.

 

Beneficios

Como hemos dicho, el objetivo del masaje tailandés es conseguir relajar al paciente. Además, se persigue la armonización de toda la energía de su cuerpo, buscando el equilibrio de los cuatro elementos fundamentales del cuerpo según el pensamiento thai: tierra, agua, fuego y aire.

Tras el masaje, el paciente puede notar los siguientes beneficios:

  • Ha liberado su estrés y su tensión
  • Se ha reducido el dolor, en caso de haberlo antes
  • Va a tener un sueño más profundo
  • Ha mejorado su circulación
  • Ha ganado flexibilidad



Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *