Manchas de Acné

En la actualidad estas manchas de acné pueden ser eliminadas a través de diferentes técnicas y tratamientos. Es importante que las personas eviten tocar los granos en el rostro para así no adquirir estas molestas marcas. Existen dos tipos de cicatrices dejadas por el acné: las cicatrices pigmentadas y los agujeros o pozo.

Cicatrices pigmentadas: Son manchas que quedan una vez que el grano o la espinilla han desaparecido. Estas manchas son de color rosado o café y son comunes en pieles oscuras.

Agujeros o pozos: Son “huecos” que se forman en la piel debido a granos que tenían pus y que fueron apretados por la persona dejando estas marcas.

Algunos de los tratamientos que se usan actualmente para eliminar las manchas provocadas por el acné son:

Peeling: El peeling consiste en la exfoliación de la piel a través del uso de diferentes sustancias. Generalmente este procedimiento requiere de anestesia o sedación, dependiendo del grado de profundidad. Debe ser realizado por  un profesional ya que es un procedimiento complejo si se requiere en un grado de profundidad alto.

Láser de infrarrojos y láser Co2: La técnica del láser de superficie o infrarrojos y del láser de Co2 trabajan en diferentes niveles de profundidad, el infrarrojo se recomienda en personas con marcas leves en tanto el  láser Co2 elimina las marcas que se encuentran a una mayor profundidad por lo tanto requiere de anestesia.

Ridectomía: La ridectomía consiste en un estiramiento de la piel, por lo tanto se debe practicar en el quirófano y bajo anestesia local.  

Dermoabrasión: La dermoabrasión es un procedimiento que consiste en remover epidermis y la dermis superficial. Para realizar este procedimiento los dermatólogos se valen de las fresas de diamante unidas a un motor de 12.000 a 15.000 revoluciones por minuto.

Exfoliación química: La exfoliación consiste en eliminar la capa superior de la piel mediante productos químicos. Esta técnica permite que la piel se regenere y mejore su apariencia notablemente.  

Inyecciones de colágeno: Está técnica consiste  en inyectar un colágeno purificado extraído de la vaca para reemplazar el perdido y así rellenar las marcas dejadas por el acné.

Injertos con sacabocados: Son pequeños injertos de piel (generalmente extraídos del lóbulo de la oreja) que reemplazan la piel deteriorada por las cicatrices.

Transferencia de grasa autóloga: En este procedimiento se usa grasa extraída de diferentes partes del cuerpo para inyectarla en la piel y  rellenar las marcas dejadas por el acné.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *