Manchas de la cara

Existen muchas causas que provocan la aparición de manchas en la piel, especialmente en la cara. Una exposición continuada al sol, la toma de anticonceptivos, la edad o el embarazo aceleran este proceso en la dermis, pigmentando nuestra piel de otro color al nuestro natural.

A la hora de reducir o eliminar la hipermegtación de la piel, el tratamiento más efectivo es la utilización de forma diaria y continuada de cremas compuestas con agentes blanqueadores que, de forma progresiva, irán reduciendo las manchas de la piel. Además, son excelentes aliados los geles exfoliantes, que acelerarán el proceso natural de regeneración dérmica, las exfoliaciones químicas, el láser o la aplicación de luz pulsada. Según sea la pigmentación de la piel, se recurrirá a un tratamiento o a otro, e incluso en gran cantidad de casos es posible la combinación de varios de los que acabamos de señalar.

En cuanto a las cremas blanqueadoras, en los últimos años hay una propensión clara a utilizar las que están compuestas con ácido glicólico. Aunque son las más eficaces, también pueden presentar efectos secundarios adversos como la irritabilidad o el enrojecimiento de la piel.

La vitamina C es también una gran aliada en nuestro objetivo de minimizar las manchas de la piel, ya que, al ser un antioxidante natural, posee propiedades que blanquean la piel. Por ello, muchas mascarillas naturales, que se aplican para aclarar la piel, están basadas en el zumo del limón o de pomelo.

Borrar manchas de la cara

En cualquiera de estos tratamientos es fundamental la constancia y la perseverancia y la aplicación de los mismos, ya que el tiempo será lo único que nos mostrará los notorios cambios que se producen en la piel.

A la hora de combatir las tediosas manchitas, también es importante la prevención. Limpiar la piel, hidratarla, usar diariamente una crema con alta protección a los rayos del sol y la una exposición escasa en las horas más fuertes de sol son claves para evitar la aparición de las mismas.

Es siempre recomendable acudir a la consulta de un médico dermatólogo que estudiará nuestro caso en particular y nos guiará de la mejor forma en la batalla contra la hiperpigmentación.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *