Mamoplastia de aumento

La mamoplastia de aumento es uno de los tratamientos estéticos más populares hoy en día, debido a su seguridad, y a que permite un cambio de apariencia casi instántanea que a la vez influye en la autoestima de la mujer, haciéndole ver y sentirse más segura de sí misma. Con este procedimiento los implantes mamarios se colocan y se ensanchan aumentando la apariencia de ambos senos además de dar total firmeza.

Siendo un tratamiento seguro también requiere  atención a los detalles del mismo y eso implica, elegir dónde va la incisión quirúrgica, la posición de lo implante en el seno, el tamaño, la forma y el revestimiento de lo implante de silicona.Y claro elegir el mejor cirujano basadas en su experiencia y en los resultados obtenidos en otros pacientes.  La mamoplastia de aumento suele ser un método ideal para operar senos pequeños, senos que fueron objeto de mastectomía, senos con asimetría. En realidad hay muchas condiciones como los pezones invertidos y otros que en algunos casos resultan hasta poco comunes y aprovechando esta técnica mejorar la apariencia del seno.

Como todos los procedimientos de estética su costo puede ser alto o bajo, pero lo que debe tenerse en cuenta al elegir es no tanto que el precio sea adecuado sino que el profesional sea competente y de prestigio.Así que el costo puede ser caro, pero bien lo vale por lo que hará por su apariencia y autoestima una mamoplastia de aumento.

Los implantes de senos se hacen mediante anestesia general o sedación intravenosa. Los implantes suele ser de silicona o de solución salína, el médico debe recomendar cuáles son mejores para la paciente, aunque de antemano sabemos que el implante de silicona es el más recomendable y seguro.  La cirugía suele durar entre 1 y 3 horas. El postoperatorio es de un poco de dolor e inflamación, y requiere algunos cuidados leves por un tiempo no más allá de 3 meses.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *