Liquen Plano Oral

El liquen plano es una patología de la piel de origen incierto y poco común, que se presenta tanto en la piel como en las mucosas bucales. Esta última manifestación se denomina liquen plano oral y la aparición del mismo se relaciona con un desorden del sistema inmunológico de aquel que lo padece o con enfermedades como la hepatitis C crónica.

Los síntomas de esta subpatología son muy molestos y dolorosos para el que los padece y si no se tratan adecuadamente, pueden empeorar con el paso de los años, pudiendo incluso convertirse en cáncer oral. Por lo que es muy recomendable acudir a la consulta de un médico nada más sentir los principales signos de la enfermedad.

Las principales manifestaciones del liquen plano oral son: erosiones de las mucosas orales, infecciones secundarias, grandes cicatrices, carcinomas orales y sinequias.

Para emprender el tratamiento paliativo es necesario que el dermatólogo realice, en primer lugar, una biopsia en la zona de las lesiones del paciente. Una vez hecha la biopsia, el liquen plano se podrá curar a través de una terapia antiinflamatoria.

El abanico de posibilidades a la hora de actuar contra el liquen plano oral es muy amplio y será la evolución de la enfermedad en cada paciente la que establecerá el tratamiento a seguir. Vamos a enumerar los medicamentos más utilizados en la actualidad:

-Los medicamentos inmunodepresores, se recomiendan en los casos más conflictivos y peligrosos para el paciente.

-Los enjuagues locales a base de lidocaína, que insensibilicen la zona y ayuden al paciente a hacer más fácil la ingestión de líquidos y alimentos.

-El uso de antihistamínicos.

-Y finalmente, los corticosteroides tópicos u orales.

El pronóstico de esta enfermedad varía según pacientes. Existen casos en los que cuando la enfermedad se ha desarrolla a raíz de la ingesta de un tipo determinado de medicamentos, en el momento en el que el médico suspenda el tratamiento, se eliminarán por completo los síntomas del liquen plano. Sin embargo, existen otro tipo de casos en los que la enfermedad no se llega a erradicar hasta pasados el año y medio de tratamiento.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *