Liquen Plano Erosivo

Otra forma en la que puede manifestarse el liquen plano es en su forma más erosiva.

En este tipo de variante las lesiones más características se desarrollan en forma de áreas ulceradas. Estas heridas son vesículo-ampollares y suelen tener una forma irregular. En ocasiones esto último puede llevarnos a confusión y pensar que se trata de una enfermedad de origen vesiculo-ampollar, pero nada más lejos de la realidad.

El liquen plano erosivo podemos encontrarlo frecuentemente en la zona de la boca, específicamente en las encías. En este caso tiende a presentar un aspecto descamativo y aparecer zonas amplias llenas de estrías y de color blanquinoso.

Como en el resto de casos, la biopsia realizada directamente en las zonas afectadas será la herramienta principal a la hora de detectar la enfermedad y poder actuar frente a ella.

La patología del liquen plano erosivo, pese a ser una enfermedad poco común, se desarrolla mayoritariamente en mujeres de 40 a 60 años. Tanto en hombres como en mujeres, esta franja de edad será la más frecuente a la hora de padecerla. Pese a esto, también podemos encontrar liquen plano erosivo en niños pequeños, aunque esto es muy poco común.

La zona más dañada suele ser la que rodea los dientes maxilares, lo que repercute muy negativamente en la calidad de vida del paciente. Tareas habituales como beber, comer, lavarse los dientes o incluso hablar, serán molestas.

La evolución más o menos severa de esta rara patología variará según paciente, el estado de su sistema inmunológico y el momento en el que se haya detectado la enfermedad.

El liquen plano erosivo puede afectar también a otras zonas bucales como la lengua o la zona interna de las mejillas, en este caso la enfermedad termina afectando de forma muy molesta y dolorosa al paciente.

Como el liquen plano erosivo es difícil de erradicar por completo, el objetivo principal de los médicos especializados es la minimización de los síntomas que desarrolla el paciente. Los medicamentos basados en corticoides tópicos suelen ser el principal instrumento farmacológico a la hora de enfrentarse a la enfermedad y llegar incluso a curarla definitivamente.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *