La liposucción sin bisturí

....Así que antes de decidirte merece la pena conocer otros tipos de tratamiento que pueden conseguir resultados parecidos e incluso iguales sin necesidad de entrar a un quirófano. Hablamos de la liposucción sin bisturí.

 Una práctica de la liposucción sin bisturí es la que mediante ultrasonidos destruye la grasa que poco a poco el organismo va eliminando. Se necesitan bastantes sesiones para que notar la completa reducción de volumen, pero los resultados son visibles desde la primera sesión. La duración aproximada es de unas dos horas cada vez pero no necesita ningún tipo de descanso posterior.

Otro de los tratamientos más novedosos y recientes que no requieren cirugía es la inyección de enzimas y medicamentos en la zona adiposa que se pretende eliminar. Estas favorecen la eliminación de la grasa por medio de la orina, ya que convierte la grasa en líquidos.

Una alternativa al bisturí para remodelar nuestro cuerpo es la conocida Mesoterapia. Este tratamiento consiste en aplicar inyecciones en la zona que queremos tratar que por un lado bloquean la creación de grasas y por otro lado estimulan la destrucción de las grasas. A través de este tratamiento se controla por un lado que no aumente el tejido adiposo mientras se va garantizando su eliminación. Como muchos tratamientos de este tipo se aplica en sesiones que suelen durar una hora y el paciente puede continuar con sus obligaciones el resto del día.

Entre las técnicas más utilizadas por las clínicas al ofertar la liposucción sin bisturí es la que utiliza el láser sobre la zona de grasa que se quiera eliminar, de este modo el calor permite que el colágeno se tense . Favorece así el estiramiento de la piel.

Es cierto que muchos de estos tratamientos necesitan bastantes sesiones y el resultado tara más tiempo en alcanzarse pero sin duda supone un avance en los tratamientos estéticos ya que siempre es mejor no tener que recurrir a la cirugía por sus posibles riesgos, sus complejos postoperatorios y la posibilidad de que haya alguna dificultad  en la intervención que pueda dejar secuelas en el paciente.

Sin duda los tratamientos no invasivos son una buena opción para estar bella sin arriesgar demasiado.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *