Liposucción láser

De gran popularidad desde su aparecimiento la liposucción láser que también se conoce con el nombre de laserlipólisis, es una técnica de las más modernas dentro de la gama de tratamientos de liposucción que además ofrece ventajas frente a otros de la misma clase, como menos dolor y complicaciones postratamiento y poca pérdida de sangre ya que se utiliza a diferencia de la liposucción tradicional conocida hasta  ahora, un láser.

La técnica de Liposucción láser, recurre a la utilización del láser para destruir la grasa en los depósitos en que se encuentra y retirarla succionando con una cánula. Aunque como hemos dicho menos dolorosa y traumática para las zonas tratadas, no puede utilizarse en todas las zonas que se quisiera, o sea que se limita a aquellos casos en que se tratan pequeñas zonas con grasa y no a casos severos que requieren el uso de métodos más agresivos.

La liposucción láser licúa la grasa haciendo más fácil y cómodo el succionarla con una cánula que en este caso es más delgada que la utilizada en otras formas de liposucción, ese tamaño reducido permite su mejor manejo y facilita así el retirar la grasa que se ha derretido ya. Limitada como hemos dicho a determinadas zonas que son, las cartucheras, la zona baja de las nalgas, la cara interior de los brazos, los párpados  requiere apenas anestesia local en un tratamiento que tiene una duración de tres horas o más que dependen de la zona a tratar.

El postoperatorio como ya hemos dicho es de menor complicación en cuanto al dolor que se maneja fácil con algunos analgésicos, la inflamación al no ser tan invasiva como las otras formas de liposucción es menor y la convalecencia también se reduce en el tiempo que dura la hinchazón postoperatoria. Como todos los tratamientos destinados a mejorar la apariencia, tiene sus ventajas y desventajas. La desventaja de la liposucción láser es que no permite ser también un método de lipoescultura porque la grasa extraída no puede utilizarse para modelar otras zonas del cuerpo.

No está indicada, pero esto suele suceder con todo tratamiento que demanda anestesia general e intervención quirúrgica, para toda persona; debiendo prescindir de utilizar la liposucción láser, los que tienen problemas de padecer una enfermedad sistémica, problemas de coagulación de la sangre, intolerancia a los anestésicos y casos de obesidad que demandan eliminar gran cantidad de grasa. Por demás, con un médico experto el tratamiento es seguro y de buenos resultados.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *