Lipoescultura láser

Es la lipoescultura láser una de las técnicas de remodelación de la figura más utilizada hoy en día, debido a que requiere un menor tiempo de sedación, alrededor de 40 minutos con anestesia local, y que permite “romper” mediante el láser una zona mínima para permitir que la grasa convertida en este caso en aceite salga al exterior con una extracción más fácil y rápida que tiene lugar en tiempo mucho menor que otras formas de liposucción tradicional.

La extracción de dicha grasa se logra a través de un bomba que se conecta a las cánulas de extracción, lo que hace cómodo y fácil el retiro de la grasa, aumentando así las ventajas de la lipoescultura láser, o sea menos hematomas y menos hemorragia que acortan el tiempo de rehabilitación postoperatoria, con resultados que se notan rápidamente y que van en mejoría luego de algunas semanas de aplicado el tratamiento.

Como cualquier otro tratamiento quirúrgico la lipoescultura láser requiere de una evaluación del paciente previo al  mismo, mediante examen minucioso del médico y exámenes de laboratorio y que la cantidad de grasa que se retire debe ser determinada por el médico basado en el caso particular, la edad, el estado de salud y las necesidades del paciente. Desde luego el éxito y seguridad de esta intervención dependen de que sea realizada por un experto cualificado y en una de las muchas clínicas con garantias. No está recomendado para pacientes que tienen condiciones médicas como diabetes, tumores, cáncer, insuficiencia renal y otras condiciones de salud que el médico debe evaluar. Puedes localizar tu centro en la página www.clinicas10.com/, con una gran cantidad de especialistas en cada región que cuentan con las habilidades e instalaciones necesarias.

La lipoescultura láser es ideal para las zonas del abdomen( más información sobre la abdominoplastia laser ), caderas, brazos, cintura, muslos y zona cérvico facial, con resultados como hemos dicho evidentes a partir de la convalecencia y que se intensifican luego de unas semanas por lo que resulta uno de los tratamientos quirúrgicos de redefinición de la imagen con mejores resultados. No está indicado en aquellos casos en que se requiere tratar grandes zonas ni demasiada obesidad, porque aunque como hemos dicho la cantidad de grasa a retirar se establece basado en el paciente y su caso particular la misma no es del todo posible retirar toda.

Es una alternativa para quienes teniendo pequeñas acumulaciones de grasa localizada no han podido eliminarla a través de dietas o ejercicios, y para quienes con casos localizados menores de celulitis pueden con la liposucción láser mejorar su apariencia sin grandes complicaciones, porque es una técnica segura si se ponen en manos de un profesional responsable.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *