Lipoescultura como alternativa a la liposucción

Para los interesados en intervenciones que permitan eliminar la grasa de ciertas partes del cuerpo, es interesante plantearse la lipoescultura como alternativa a la liposucción. Aunque la liposucción es un método de modelado del cuerpo y pérdida de peso de seguridad conocida, si se practica por un especialista certificado y en condiciones ideales para resultar siendo exitosa, es un método también invasivo que puede en algunos casos traer complicaciones, además de no estar indicado en aquellas personas que presentan algunas condiciones de salud que impiden aprovecharla, así como en las que ingiriendo algunos medicamentos no son elegibles para beneficiarse de la misma. Hay que agregar a estos factores el costo de la liposucción que puede resultar elevado por cuanto requiere un proceso de intervención y recuperación más costoso.

Y aún si no hubiera para alguien en particular problemas que le impidan aprovechar la liposucción también es importante tener en cuenta que un procedimiento no invasivo puede resultar más recomendable y accesible. La constante innovación para permitir a los pacientes aprovechar las ventajas de modelar la figura ha dado con nuevas opciones, la lipoescultura.

Destinada a modelar la figura, hacer perder peso y ocuparse de problemas específicos como la celulitis, la lipoescultura es una forma de perder peso, reducir volumen, delinear la figura y desechar los depósitos de grasa que suponen la celulitis de una manera cómoda no invasiva y más accesible en precio además de no requerir intervención quirúrgica y por ende no tener que observarse un período de recuperación.

La alternativa de la lipoescultura es una mejora de la apariencia que no recurre al bisturí, y lógicamente por ello no causa heridas, no hay sangramiento, el dolor no es algo que deba preocupar al paciente. Puede utilizar anestesia pero solo localmente y en algunas ocasiones requiere a la “terapia del frío”. La fase postoperatoria suele ser leve y sin dolor o un dolor mínimo. Se adapta a las condiciones del paciente y lo que requiere por lo que se aplica a las zonas que requieren esa mejora de manera específica.

Reduce de manera efectiva la apariencia de la celulitis y al mismo tiempo promueve la pérdida de peso dando contorno a la figura por lo que de ahí deriva su nombre de “lipoescultura”. Por demás a un costo más accesible para todas, y con un tratamiento agresivo solo en las áreas que lo necesitan, la lipoescultura es una forma de aprovechar para mejorar la estética de la figura sin tener que someterse a la anestesia general ni a la fase postoperatoria muchas veces incómoda de la liposucción y otras técnicas invasivas.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *