Tratamiento láser resurfacing

El tratamiento con  láser resurfacing, se agrega a las opciones de rejuvenecimiento no quirúrgicas con las que se cuenta hoy para darle una nueva tonalidad y apariencia a la piel del cutis, sin embargo a diferencia de otros tratamientos el láser resurfacing es para aquellos que no requieren complicados estiramientos de la piel, ya que es una exfoliación profunda de la misma que revierte la apariencia de las arrugas de las zonas cercanas a los labios, los párpados inferiores y las líneas de expresión en el área de la boca.

El láser resurfacing recurre al dióxido de carbono,  que actúa en la piel promoviendo un desprendimiento, ya que al entrar en contacto con el agua que contiene la piel, se calienta y la vaporiza lo que causa una contracción de la piel que disminuye la apariencia de las arrugas.  Esto da paso a la formación de una “costra” que se desprenderá luego de una semana y a la que siguen períodos de piel enrojecida por piel con tono rosa que se oculta bien bajo el maquillaje pero que forma parte de este tratamiento.

Como todos los tratamientos tiene sus inconvenientes si no se aplica como debe ser o no se tienen en cuenta las recomendaciones que derivadas de la experiencia de la aplicación del láser resurfacing no pueden obviarse como son, recurrir a un profesional de amplia experiencia ya que la mala aplicación o la aplicación muy profunda puede causar daños como una diferencia de tono de piel que no es para nada atractiva y en algunos casos se debe tener especial cuidado con la aplicación en personas con condiciones de salud preexistentes como el herpes, que con la aplicación del láser resurfacing puede reactivarse.

En algunos casos se ha utilizado con gran éxito el láser resurfacing para tratar las cicatrices derivadas de los estados severos del acné, porque con su aplicación promueve la regeneración de la piel y con ello el desaparecimiento de las cicatrices. En este caso como en cualquier otro con el láser hay que someterse al tratamiento con un experto que indicará todo aquello que se requiere para lograr el efecto deseado sin complicación alguna, aspectos importantes que no deben dejarse de lado como que el láser resufacing no es adecuado para las pieles oscuras y que el no llevar el cuidado después de la aplicación puede no ser adecuado para la piel que recién sometida al tratamiento está aún más sensible. Por demás es un método seguro y accesible.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *