Láser en odontología

Hoy en día, los tratamientos láser en odontología se aplican en tejidos blancos bucales como encías, frenillos, mucosas, etc., además de para el blanqueamiento dental, la cirugía dental, la periodoncia, los herpes bucales, las aftas bucales, el tratamiento de las caries, tratamiento de dolores crónicos y otras técnicas asociadas a la odontología.

La acción del láser sobre el diente no requiere  anestesia en más de un 95% de los casos, lo que evita riesgos, pinchazos y la sensación de boca dormida después de la consulta. Es todo un avance tanto para el profesional odontólogo como para el paciente.  Por ejemplo, en el caso de las caries, el láser incide con su haz de luz sobre el diente eliminando la zona infectada de manera segura, eficaz, superficial y sin dolor ni anestesia.

Las ventajas del láser en odontología son las siguientes:

Ausencia de dolor y sin necesidad de inyectar anestesia en la mayoría de los casos

Eliminación del molesto ruido del torno

Precisión en el tratamiento de las caries lo que implica que no destruye ningún tejido sano, elimina todas las bacterias de forma segura y el tejido irradiado con láser queda esterilizado

El paciente se encuentra más tranquilo y seguro durante su aplicación

Mejora la adherencia (más de un 50%) en los materiales de restauración aplicados a la boca

El tratamiento con láser reduce el número de visitas a la clínica dental

Acaba con el problema de los dientes sensibles

Termina con el sangrado durante la cirugía y no requiere puntos de sutura

Se cicatriza más rápida y seguramente

El postoperatorio es más sencillo y rápido

El láser dental es la gran revolución en el campo de la odontología en este inicio del siglo XXI. Ya se usa en Estados Unidos de Norteamérica, Europa, Sudamérica, Asia y Australia en mayor o menor medida según el país en cuestión. En España, la incorporación de los tratamientos  láser a las clínicas dentales no llega al 10% lo que demuestra que nuestro país anda bastante rezagado en esta innovación tecnológica aplicada a los dientes. El futuro es el láser. España no puede quedarse atrás en el avance de una odontología sin dolor.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *