Ladillas

Las ladillas no son una enfermedad como tal, pues se trata mas bien de unos parásitos presentes en la zona del vello púbico, sin embargo, puesto que su transmisión se suele producir a través de las relaciones sexuales, sí que se suele englobar dentro de las enfermedades de transmisión sexual o ITS. Vamos a ver a continuación más detalles sobre su contagio, tratamiento y algunas curiosidades que probablemente no conocías.

Son conocidos como piojos púbicos, o ladillas, y estos parásitos que infestan al vello púbico y son trasmitidas con el contacto de la misma ropa íntima o con actividad sexual.  Son de color marrón o amarillentos, casi redondos, achatados y tienen el tamaño de un grano pequeño de arroz, se alimentan de la sangre, y viven en las zonas más pobladas de vellos del hombre y de la mujer.

Dentro de las ITS, es una de las menos peligrosas, este insecto se aloja en las superficies de nuestro cuerpo, sobre todo donde los vellos son más gruesos.

A diferencia de los piojos comunes en los niños, estos son de movimiento lento, avanzando en promedio un centímetro al día y vistas de cerca, son de distinto aspecto una de la otra. Las ladillas, tienen tres etapas en su vida, el huevo, liendra y piojo, tardan aproximadamente cinco días en nacer.

Otros Nombres

  • Piojo púbico
  • Pediculosis
  • Ladilla
  • Crabs
  • Phthirus pubis

Contagio

La transmisión es por contacto, aunque también podría ser por utilizar prendas que han estado en contacto del portador. Algunas mujeres han contagiado el parasito al medirse un traje de baño inclusive.

El periodo de incubación es de seis a ocho días, por esto puede ser contagiado sin que la persona este consiente.  Algunos casos no presentan síntomas ni molestias, o es sutil, y pueden transmitir el parasito.

Prevención

Son un mal común, que no tiene muchas formas de prevención salvo la higiene. Normalmente el condón no detiene el contagio, por eso se debe mantener una buena comunicación entre la pareja y evitar utilizar la ropa  de otras personas. En los probadores utilizar ropa interior en el momento de ensayar las prendas nuevas y lavarlas al llevarlas a la casa.

En caso de dudar si la pareja tenía el parasito, se puede lavar la ropa y sabanas con agua con un mínimo de 60°C o meterlas en una bolsa seca y sellada por 72 horas.

Síntomas

Al estar infectado por ladillas, se produce picor, sobre todo en las noches, pero sin lesiones cutáneas. Puede ser que al ser rascada la zona de forma intensa ocasione ronchas. Pueden ser diagnosticadas a simple vista o con alguna lupa. Suelen aparecer manchas color rojo o marrón por pequeños sangramientos, los huevos pueden verse como pequeños puntos blancos adheridos a la piel.

El pico peculiar que se puede apreciar sobre la piel se produce como reacción alérgica al mordisco del parásito y resulta inconveniente arrancarlas, pues de hacerlo podría suponer una amenaza para sufrir alguna infección, lo que sí podría ser grave.

Curiosidades para su tratamiento

Las molestas ladillas no tienen consecuencias graves, aunque su presencia sí resulta realmente incómoda por los picores que suelen provocar. Solo pueden vivir hasta 24 fuera de cuerpo y para erradicarlos, se podría optar por afeitar o rasurar toda la zona contagiada, o con un tratamiento especifico. Su estudio genético relaciona el origen de la ladilla con los gorilas y podría haber sido transmitido a los humanos por estos animales.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *