Implantes de pestaña

Los implantes de pestañas pueden no ser tan conocidos como los implantes capilares pero cada vez más pacientes alrededor del mundo eligen este procedimiento para solucionar definitivamente problemas como: pestañas demasiado cortas, pestañas que por alguna razón ya no crecen, quemaduras, etc.

Las pestañas cumplen una función fundamental en el ojo la cual es protegerlo de  agentes externos como polvo, bacterias, rayos solares o la luz intensa. Estas tienen un proceso similar al del cabello, se caen y vuelven a crecer pero toman aproximadamente 5 meses para hacerlo. 

En los casos en los que el ojo no cuenta con el número suficiente de pestañas el ojo se ve obligado  a parpadear mucho más lo que produce una molestia para el paciente tanto física como emocional porque la gente tiende a pensar que esa persona tiene algún tipo de tic o problema en los ojos. Las pestañas son los elementos que le da vida a la mirada y su cantidad puede generar un cambio radical en la apariencia de las personas.

Las pestañas sufren el mismo proceso de envejecimiento que las demás partes del cuerpo y con el tiempo, las enfermedades se hacen cada vez más delgadas y más cortas. En la actualidad  el implante de pestañas se hace a través de un procedimiento ambulatorio que produce maravillosos resultados.

El procedimiento consiste en tomar cabellos de la zona de la nuca que han sido previamente preparados para convertirlos en pestañas y bajo anestesia local se implantan en los parpados superior o inferior. El cuidado de estas nuevas pestañas consiste en cortar los cabellos implantados una vez a la semana y es crucial curvarlas con la ayuda de un encrespador para que adquieran una forma natural y estéticamente atractiva. Los resultados se podrán observar de inmediato, pero es tras tres o cuatro meses después del procedimiento que se logra un resultado definitivo.

Algunas recomendaciones para tener unas pestañas saludables y hermosas son:


-Evitar frotarse los ojos
-Tener una dieta saludable rica en vitaminas y minerales.
-Evitar exponerse al sol sin lentes que protejan los ojos
-Desmaquillarse los ojos antes de acostarse con movimientos descendentes.
-Preferir un desmaquillador que no sea graso, los que tienen base en agua ofrecen mayores beneficios.
-Se pueden usar cremas a base de queratina, vaselina, aceite de almendras o aceite de ricino para mejorar y fortalecer los folículos que producen las pestañas.
-Cepillarlas a diario con un peine para pestañas
-Si se usan rizadores mecánicos es importante aplicar un poco de aceite.
-Evitar los ondulados de pestañas permanentes, ya que son tratamientos demasiado agresivos y pueden producir una caída masiva de las mismas.
-Usar pestañinas o mascaras de excelente calidad que hidraten las pestañas.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *