Implante de Glúteos

Los implantes de glúteos abarcan tanto las modificaciones que se pueden hacer en relación con el tamaño y la forma como las que se hacen para corregir el contorno y/o la posición de esta área. Para estos fines, los cirujanos plásticos cuentan con dos procedimientos quirúrgicos distintos: el inyectado (la inyección de grasa) en los glúteos y los implantes glúteos.

La inyección de grasa también se conoce como Brazilian Butt Lift,  se realiza bajo anestesia epidural o local y básicamente consiste en la inyección de la grasa extraída de otras zonas del cuerpo (caderas, cintura o espalda) en los glúteos. De esta forma se inyecta tan solo la cantidad que se requiera y adicionalmente permite un moldeado más sencillo.

Este procedimiento que te explicamos en Vitealia tiene el gran beneficio que evita el riesgo de rechazo, el encapsulamiento, las infecciones o asimetrías que en algunos casos presentan los pacientes que se deciden por los implantes. En la actualidad es la técnica más usada para aumentar el volumen de los glúteos.

Para el éxito de este procedimiento es importante que después de 2 días de llevarlo a cabo el paciente inicie las sesiones de masaje y ultrasonido que ayudara a disminuir la inflamación y agilizar el proceso de curación. También es crucial que el paciente use la faja especial durante 3 o 4 semanas, porque esta será la que ayude a mantener la forma que se le dio al glúteo, pero en el tiempo que sea recomendado se debe iniciar una rutina de ejercicios que le dé firmeza y tono muscular.

La cirugía de aumento glúteo con implantes consiste en ubicar prótesis de diseño especial hechas de silicona (generalmente) dentro del músculo glúteo mayor en un procedimiento ambulatorio que dura entre 2 y 3 horas y que se realiza bajo anestesia general.

Generalmente se recomiendan medicamentos para disminuir el dolor y el riesgo de infecciones  así mismo como el uso de ropa interior especial  durante las semanas posteriores al procedimiento. Se debe dormir en posición boca abajo o de lado y se debe evitar permanecer sentado por un periodo prolongado de tiempo para evitar que los implantes se vean afectados por el peso del cuerpo y se deben iniciar sesiones de masaje que ayudaran a mantener la forma del glúteo y mejorar la circulación y eliminación de líquidos.

La cicatriz de este procedimiento no es visible ya que se hace en el pliegue interglúteo y no supera los 7-8 cm de longitud, por lo tanto queda escondida entre los dos glúteos. Adicional a la ubicación de los implantes también se hace una remodelación de la grasa en el contorno de los glúteos para dar una forma más estética y natural.

El precio de los implantes de glúteos está entre los 3.500 y los 5.000 Euros, dependiendo del cirujano elegido y de los costos adicionales que se puedan generar durante el proceso postoperatorio.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *