Tratamiento para el hipotiroidismo

La glándula tiroides es la glándula neuroendocrina encargada de regular el metabolismo de nuestro cuerpo. El hipotiroidismo es una enfermedad que nace de esta glándula cuando ésta no produce la cantidad correcta de hormona tiroidea. La causa más común por la que se sufre esta afección es la existencia de anticuerpos anti tiroideos, que asaltan a la glándula tiroides y provocan una bajada significativa en la creación de hormonas tiroideas. Si bien es cierto que esta es la causa más frecuente, también existen otras causas que provocan esta mixedema, como lo son: un sistema inmunitario débil, una infección en las vías respiratorias, anomalías genéticas o, en el caso de las mujeres, una vez finalizado el embarazo. En cualquier caso es una enfermedad diagnosticable y para la que podemos encontrar un tratamiento adecuado.

Los síntomas más comunes que pueden alertarnos frente a esta enfermedad son:

-Un dolor en los músculos o las articulaciones.

-Los estados depresivos sin causa aparente.

-El estreñimiento.

-O un aumento de peso significativo.

Hipotiroidismo

Una vez más avanzado el hipotiroidismo, se pueden padecer también la hinchazón de zonas del cuerpo como las manos o los pies.

A la hora de diagnosticar esta enfermedad, la prueba más exacta es el examen de la hormona que estimula la tiroides, aunque también se puede determinar la enfermedad tras un estudio de los niveles de colesterol o un análisis de sangre.

El principal objetivo de este tratamiento para el hipotiroidismo es restablecer la producción correcta de hormona tiroidea en el plasma y los tejidos. Para esto, un médico endocrino recetará principalmente la levotiroxina y las dosis dependerán de los niveles de cada enfermo. Generalmente esta medicación se prescribirá de por vida.

Este tipo de tratamiento funciona más óptimamente si se toma con el estómago vacío, que con el estómago lleno.

Una vez establecido el tratamiento, el médico estudiará la evolución del paciente y la posible aparición de síntomas como palpitaciones, temblores o una excesiva sudoración, que nos dejarán claro que la dosis es demasiado alta.

El pronóstico de los pacientes de hipotiroidismo generalmente suele ser muy positivo, pero es cierto, que suele ser de por vida. Aún así, existen complicaciones como el coma mixedematos, que se da en los casos más graves de esta enfermedad y que puede provocar la muerte del enfermo.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *