Tratamiento Helicobacter Pylori

La  es uno de los agentes patógenos más estudiados en la actualidad. Se trata de una bacteria que afecta principalmente al epitelio gástrico, provocando una infección en el estómago de aquel que la padece. De hecho, recientemente se ha descubierto que muchos tipos de gastritis y algunas úlceras son producidos por la H. Pylori. Esta información ha cambiado radicalmente el tratamiento de estas patologías, ya que anteriormente se trataban con medicamentos que exclusivamente minimizaban la acidez, lo que provocaba, que una vez finalizado el tratamiento, muchos pacientes volvieran a padecerla.

Antes de hablar sobre los tratamientos actuales para helicobacter pylori, vamos a desarrollar la explicación sobre los principales síntomas y vías de diagnóstico.

Primeramente señalar que la infección por H. Pylori puede provocar síntomas o no y esto dependerá, en gran medida, del buen estado del sistema inmune de aquel que la porte.

Existen numerosas formas de diagnosticar la bacteria, pero la principal es realizar un análisis directo de sangre o heces, en el que se busquen los anticuerpos.

Aparición de Helicobacter Pylori

Una vez diagnosticados, el tratamiento más eficaz se basará en antibióticos de amplio espectro. La levofloxacina o la azitromicina son los más recomendados y la utilización de uno u otro dependerá de la severidad y el grado de infección que presente el paciente. Si es un caso grave, la mejor opción será la prescripción de la levofloxaciona durante 7 días. En cambio, si el caso es menor, el uso de azitromicina durante 5 días bastará para eliminar la bacteria.

Si bien es cierto que estos medicamentos son los más eficaces, en los últimos años se han estudiado casos en los que la bacteria ha presentado una gran resistencia a estos antibióticos. En estos casos, se aconseja el uso de compuestos de bismuto, que generan respuestas positivas cuando se combinan con los tratamientos anteriormente indicados.

En los casos en los que la infección muestre síntomas y provoque úlceras gástricas, el principal objetivo será que la úlcera sane. Lo más positivo es iniciar una terapia basada en la amoxicilina, la tetraciclina y la claritromicina. En los casos en los que el enfermo sea alérgico a la amoxicilina, se recomendará la utilización del metronidazol.

La Helicobacter Pylori es la bacteria con mayor presencia en el estómago de los humanos, ya que hasta dos tercios de la población mundial la padece o la ha padecido y es fácil encontrarla en cualquier parte del mundo.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *