Gripe

Mejor conocida dentro del mundo científico como “influenza”, implacable por cambiar cada año y haciendo sumamente difícil que nuestro cuerpo encuentre una defensa eficaz contra él. Es sencillo detectarlo pues viene acompañada con fiebre de corta duración, secreción nasal, inflamaciones de la garganta, tráquea, dolor de cabeza, y dolores generales. Podría ser de tipo mortal en niños y mayores de 65 años en caso complicarse y convertirse en pulmonía.

Normalmente podría confundirse con un resfriado común, pero la gripe es un poco más importante y es un tipo diferente de virus.

Dentro de las enfermedades respiratorias más comunes que analizamos en Vitealia se encuentra la gripe. Quizás sea por su elevada capacidad de transmisión entre las personas y de su facilidad de variar. Puede transmitirse por contacto directo, como cuando una persona toca una superficie que esté infectada por el virus. Por ejemplo se le da la mano a alguien enfermo y posteriormente se toca cualquier parte de la cara. Este virus en transmisible desde el primer día de su infección hasta más del séptimo día después de haberse contagiado

Como todos los virus, su conformación está en constante cambio y con cada uno de ellos, nuevos virus gripales de los que no tenemos protección. Por ello, sus vacunas deben administrarse cada año, para actualizarlas y asegurar una mejor seguridad para controlar la enfermedad.

Existen tres tipos de gripes: A, B y C. Las del tipo C no causan epidemias, solo infectan sin provocar síntomas o cuadros clínicos, poco importantes. Mientras que el A, es el protagonista de las epidemias anualmente, y la del tipo B, presenta brotes localizados.

Normalmente, los síntomas son visibles entre el primer y el cuarto día, pero también hay algunas personas que portan el virus pero no sufren de los síntomas, pero siguen siendo transmisoras

Es común que se propague en ambiente fríos, es por ello que es popular durante invierno y otoño. Pues pueden resistir ambientes fríos y secos, conservan su capacidad infectiva con 0° o menos por periodos largos de tiempo. Pero también puede ser desinfectado por detergentes o desinfectantes.

Esta gripe estacional se propaga fácilmente, y se rápidamente en las escuelas, residencias, lugares de trabajo y ciudades. Se consideran como epidemias estacionarias, pues se repiten anualmente dos veces, en otoño e invierno en las regiones templadas y durante todo el año en los países tropicales y presentan alrededor de dos periodos de activad durante las estaciones de lluvia.  

La gripe, a pesar de ser una enfermedad simple, puede causar graves problemas económicos y de salud pública. Sus epidemias conllevan a un absentismo laboral y pérdidas de productividad. Clínicas y hospitales se abruman por las cantidades de infectados durante el periodo de máxima amplitud de la enfermedad, y muchos mueren por su causa. Los casos de epidemias de gripe en los países desarrollados son pocas.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *