Gluteoplastia

La gluteoplastia se puede realizar mediante dos procedimientos: implantes o  inyección de grasa. La gluteoplastia mediante implantes se realiza cuando  los glúteos del paciente son demasiado planos o están poco desarrollados.

El procedimiento es de tipo ambulatorio, se realiza bajo anestesia epidural y consiste en  aumentar el volumen de los glúteos ubicando implantes de gel de silicona altamente resistente bajo los músculos  a través de una pequeña incisión (aproximadamente 5 centímetros).

Los implantes están diseñados para resistir las diferentes actividades que realiza el paciente a diario como correr, saltar, bailar, etc., y aumentan la proyección y elevación del glúteo mas no a los lados del mismo.

En esta cirugía requiere mayores esfuerzos por parte del paciente, ya que los dos primeros días tras la operación  se pasan en la clínica, boca abajo y posteriormente se debe pasar una semana sentándose solo lo necesario para evitar que los implante en los glúteos se compriman. Durante las dos semanas siguientes se debe dormir boca abajo y hay que evitar el ejercicio físico durante 2, todo esto con la intención de hacer que los resultados sean óptimos. No se deben aplicar inyecciones intramusculares durante un mes porque pueden ocasionar daños en el implante.

La gluteoplastia mediante inyección de grasa es conocida también Brazilian Butt Lift se realiza bajo anestesia epidural o local con sedación y consiste en inyectar en los glúteos la grasa extraída de otras zonas del cuerpo (caderas, cintura o espalda), permitiendo así colocar la cantidad que se requiera y moldear más fácilmente.Evita el riesgo de rechazo,  encapsulamiento, infecciones o asimetrías que pueden presentarse con los implantes. Es la técnica más usada en la actualidad  para aumentar el volumen de los glúteos.

Tras 2 días después del procedimiento el paciente debe iniciar las sesiones de masaje de drenaje linfático y de ultrasonido para que se disminuya la inflamación y se agilice el proceso de curación. Así mismo de debe usar una  faja quirúrgica por  3 o 4 semanas para mantener la nueva forma que se le dio al glúteo. Si el paciente tiene una rutina de ejercicio esta puede ser reiniciada de 4 a 6 semanas después de la cirugía, es recomendable realizar actividad física para mantener el  moldeado del glúteo.

El precio de la gluteoplastia está entre los 3.500 y los 5.000 Euros, dependiendo del cirujano que se elija y de los costos adicionales que se puedan generar en el proceso postoperatorio.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *