Esporotricosis Pulmonar

La Esporotricosis pulmonar es una infección que se produce una vez el afectado ha entrado en contacto con el hongo Sporothrix schenckii. En este caso, la micosis se produce a través de la inhalación de esporas de dicho hongo microscópico, afectando con especial agresividad a los pulmones del enfermo.

Los principales síntomas que se advierten en los pacientes son la fibrosis pulmonar, la tos continua, tos húmeda, un esputo duradero, etc. Estos síntomas afectan claramente a la calidad de vida del infectado y que se centran en desencadenar problemas respiratorios que pueden llegar a ser muy severos.

Los cuadros médicos existentes hasta la actualidad son muy diferentes, y dependen mucho de cuál  sea el estado inmunológico del huésped de la enfermedad. De hecho, es frecuente ver una amplia variedad de escenarios, que van desde no tener síntoma alguno, pasando por unos síntomas limitados y acotados por el tratamiento y que terminan cesando, hasta una esporotricosis pulmonar progresiva que llega a parecerse a una tuberculosis pulmonar.

A la hora de realizar el diagnóstico, en ocasiones, las lesiones que provoca en el tejido esta enfermedad, puede confundirse con carcinomas provocados por el sol, verrugas seborreicas, tubercolosis luposa, e incluso piodermias.

Una de las formas más realizadas por los médicos, a la hora de establecer el diagnóstico de la enfermedad, es a través de la intradermorreacción con esporotricina. Se hace a través de la aplicación, dentro de la dermis, de la esporotricina metabólica. Una vez pasadas las primeras 48 horas, el médico puede ver si la prueba ha salido positiva a la infección o no y a partir de ahí establecer el tratamiento a seguir.

Es muy aconsejable que los infectados esten en atmósferas limpias y fuera de cualquier factor contaminante, que provocarían un empeoramiento notorio del enfermo y su evolución positiva.

Esta infección puede producir también daños en los huesos cercanos a la zona en la que se extienden las lesiones.

Debemos resaltar, que la esporotricosis pulmonar, al igual que la esporotricosis normal, se producen en mayor número en varones de 15 a 35 años de edad o niños pequeños de 2 a 6 años.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *