Diagnóstico

A la hora de realizar el diagnóstico de la esporotricosis existen varias vías igualmente válidas, que cada especialista escoge según su experiencia positiva con una u otra, o por los diferentes matices que se extraen. En cualquier caso, nosotros les vamos a mostrar todas aquellas pruebas que sirven para elaborar, rigurosamente y con posterioridad, el diagnóstico de esta enfermedad dermatológica.

1. El diagnóstico de laboratorio: en este caso se abren también multitud de variantes:

- Examinar el pus que producen las lesiones o protuberancias en la piel.

- La realización de una biopsia con parte del tejido afectado.

- El estudio del material extraído a través de una incisión en la piel o punción.

- El examen del esputo.

2. El examen directo: esta prueba no es del todo concluyente, ya que el hongo no es del todo visible.

3. El examen directo: a través de una muestra de las escamas que puede producir esta enfermedad, podemos observar la forma parasitaria del propio hongo.

4. El cultivo: con esta prueba el especialista realiza es estudio específico del pus. Este es el proceso más utilizado por la comunidad médica a la hora de diagnosticar la esporotricosis,  ya que se trata del método más específico y certero.

Además de todas estas pruebas, también puede llegarse al diagnóstico a través de un análisis de la sangre.

A parte de estos estudios que les hemos expuesto, muchos dermatólogos deciden realizar otros exámenes de laboratorio que eliminen posibles infecciones que se producen con cierta frecuencia como la enfermedad parasitaria de la leishmaniasis u otras enfermedades micóticas como la cromomicosis.

Una vez el médico ha prescrito el tratamiento indicado al paciente, las expectativas son del todo favorables, ya que se espera la recuperación absoluta.

Hay casos en los que esta infección de la piel es más difícil de curar. La esporotricosis diseminada, por ejemplo, necesita ser tratada a base de fármacos quimioterapéuticos y puede llegar a ser potencialmente mortal para aquellas personas que tienen un sistema inmunitario débil. Es por eso que realizamos siempre especial énfasis en los cuidados que las personas deben tener a la hora de entrar en contacto directo con la naturaleza. También deben tener especial cuidado las personas con diabetes.



Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *