Dolor de la menstruación

Los dolores menstruales, también llamados comúnmente cólicos menstruales son unos dolores muy agudos en la parte inferior del abdomen de una mujer que se producen cuando esta está con su período menstrual y puede continuar durante 2-3 días. Los síntomas pueden variar en gravedad desde una leve molestia a un dolor intenso que interfiere y dificulta en gran manera nuestras actividades normales.

Para que nos hagamos una idea de la gravedad del problema, los cólicos menstruales son la principal causa de ausentismo al trabajo en las mujeres menores de 30 años. Aunque más de la mitad de las mujeres que tienen períodos menstruales experimentan algunas molestias, alrededor del 10% queda imposibilitada temporalmente por culpa de ellas.

Las siguientes circunstancias pueden hacer que una mujer sea más propensa a experimentar dolor menstrual:

- Puede que haya tenido su primer período a una edad muy temprana, lo que quiere decir antes de los 11 años o que sus períodos menstruales duren 5 días o más. Que la mujer no haya estado nunca embarazada puede ser también un motivo de molestia.

- El sobrepeso y la obesidad pueden agravar los síntomas, así como el consumo habitual de tabaco o alcohol.

La mejor manera de aliviar los dolores menstruales es tomar un medicamento anti-inflamatorio. Podemos tomar ibuprofeno o naproxeno, unos medicamentos que están disponibles sin receta médica y han demostrado ser muy eficaces. Estos medicamentos funcionarán mejor si se toman antes del comienzo de la menstruación y se puede continuar tanto como creamos necesario. Si un tipo de medicamento no alivia el dolor, pruebe con otro, ya que pueden funcionar de diferente forma dependiendo de la persona que los tome. No olvidemos que algunos de estos medicamentos pueden resultar en problemas y molestias estomacales. Por lo tanto, si hemos padecido con anterioridad problemas tales como úlceras o reflujo tendremos que consultar con nuestro médico antes de empezar con este tipo de medicamentos. El tomar las pastillas junto con las comidas puede ayudarnos a prevenir los dolores estomacales.

Existen otros remedios que pueden ayudar a aliviar sus peores síntomas:

- El aplicar calor en el área pélvica, ya sea con paños calientes o con una almohadilla térmica, puede resultar de gran ayuda.

- Que alguien nos dé un masaje suave en la espalda y en la zona afectada también nos puede aliviar.

- Seguir una dieta baja en grasa los días previos al periodo, así como tomar suficiente calcio cada día, hará que no suframos tantas molestias.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *