Dolores del brazo

Entendemos por dolor en el brazo aquel dolor que va desde un dolor fuerte, constante o intermitente, hasta un simple hormigueo con sensación de ardor. Este puede ser debido en primer lugar por una serie de condiciones como las lesiones, las irritaciones o las inflamaciones que afecten a las partes que conforman estas extremidades como la piel, los huesos, las articulaciones, los músculos, los nervios, los vasos sanguíneos, etc. Cuando estas sean las causas del dolor que estamos sufriendo lo podremos detectar fijándonos en varios síntomas que lo acompañan como sería presentar enrojecimiento o rigidez del brazo, hinchazón, sensibilidad anormal o inflamación de los ganglios linfáticos que se encuentran en la parte inferior de la extremidad. También podemos estar sufriendo un dolor fuerte por causa de una sobrecarga muscular al habernos sometido a una actividad deportiva exagerada

En raras ocasiones el padecer un repentino dolor puede ser una señal de aviso de un ataque al corazón que va a suceder en breve. En el caso de que así fuera tendrían lugar en nuestro cuerpo una serie de síntomas que nos pueden servir de alarma. Estos pueden ser el tener una sudoración excesiva, náuseas, dificultad para respirar, palpitaciones, desmayos y, evidentemente, dolor en el pecho. Si vemos que estamos presentando cualquiera de estos síntomas acudiremos de inmediato al médico para que nos examinen. Cabe la posibilidad de que no sea un ataque al corazón, pero existen otras enfermedades que pueden ocasionar dolor y coinciden en parte con la sintomatología mencionada las cuales merecen igualmente atención y tratamiento.

Por lo tanto, no tenemos duda alguna de que el tratamiento para esta molestia dependerá en gran manera de la causa que lo provoca. Algunas de las medidas más sencillas y útiles para llevar a cabo en casa podrían ser dejar el brazo afectado en reposo utilizando un cabestrillo o un vendaje elástico si fuera necesario y aplicando frío para bajar la inflamación. Podremos hacer uso de un medicamento antiinflamatorio de venta libre como el paracetamol. Si el dolor viene a raíz de una infección aplicaremos paños tibios y los antibióticos que nos receten.



Artículos relacionados

Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *