Molestas en los Ovarios

Muchas mujeres sienten molestias o dolor en la parte inferior del abdomen, justo debajo del ombligo de vez en cuando, por ejemplo y el momento más común, antes o durante la menstruación.

Las causas más comunes del dolor de ovarios pueden estar basadas en trastornos urinarios, como un problema proveniente de la vejiga o los riñones, un problema intestinal o un problema derivado del sistema reproductor - el útero, las trompas de Falopio y los ovarios. Este tipo de dolor suele originarse en el sistema urinario.

Los síntomas típicos de las infecciones derivadas de trastornos urinarios son una sensación de ardor al orinar y la necesidad hacerlo con mayor frecuencia de lo normal. Notemos también que el dolor que transcurre desde la parte posterior del abdomen hacia el frente podría denotar una infección renal o cálculos renales. Recordemos que esto puede hacer que haya presencia de sangre en la orina, lo que siempre requiere de más investigación y se debe informar a su médico inmediatamente.

El intestino puede dar lugar también a una amplia variedad de síntomas que incluyen dolor. El estreñimiento y la diarrea pueden ser dolorosos en sí mismos. Hinchazón o inflamación de la parte inferior del abdomen puede estar presente en muchos trastornos intestinales, incluyendo el famoso síndrome de intestino irritable.

Cuando el dolor de ovarios surge de los órganos reproductivos este puede originarse en el útero (matriz), las trompas de Falopio o los propios ovarios. Por lo general el dolor se siente en el centro de la parte inferior del abdomen, por encima de la línea del vello púbico hasta el ombligo. En ocasiones, el dolor es más hacia un lado, que es más típico de un dolor procedente de un solo ovario. El dolor que se origina en el útero suele ser peor en el momento de la menstruación (llamado también dismenorrea). Hay también una serie de enfermedades relacionadas con los órganos reproductivos como la endometriosis, quistes ováricos, miomas, etc.

Existen remedios efectivos para aplacar en la medida de lo posible los dolores. Algunos de ellos podrían ser la toma de infusiones calientes, poner paños calientes sobre la zona afectada, tomar zumo de zanahoria los días previos a la menstruación, etc.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *