Dolores Crónicos

El dolor crónico es el dolor que tiene presencia de forma continuada, durante meses o incluso durante años, de manera que llega a tener una gran persistencia alterando constantemente nuestra calidad de vida. Para casos de dolor crónico muy intenso o continuado, se realizan tratamientos específicos de dolor, pero en todos estos casos es un especialista el que debe recomendar los componentes o fármacaso que se deben utilizar para terminar con el dolor o al menos hacerlo más llevadero.

Uno de los ejemplos más claros de dolor persistente son las enfermedades crónicas, aquellas que sólo podemos luchar por mitigar sus síntomas, sin lograr la desaparición completa de esta dolencia.

Veamos algunos ejemplos para entenderlo  mejor. En primer lugar encontramos la esporotricosis (descubra cómo identificarla), una enfermedad bastante frecuente, aunque no demasiado conocida. Es una afección cutánea que puede asentarse de forma permanente si no la tratamos a tiempo. Este es un motivo más para acudir rápido al médico en caso de notar cualquier anomalía en nuestra salud. Si aplicamos las soluciones adecuadas a tiempo, bajo prescripción médica, podremos eliminar prácticamente por completo la esporotricosis.

Algo similar sucede en el caso del eritema multiforme. También estamos ante una enfermedad cutánea que suele necesitar un lento proceso de medicación y curas aplicadas a las zonas afectadas. Evidentemente el dolor de esta enfermedad en la zona afectada es importante, lo que la convierte en una enfermedad realmente molesta. Puede llegar incluso a provocar procesos febriles, así que de nuevo necesitamos un tratamiento inmediato para paliar los síntomas molestos del eritema multiforme.

En cualquiera de las enfermedades de este tipo, es necesario recurrir a especialistas médicos para un tratamiento efectivo y que se ajuste a nuestras necesidades. El objetivo para las dolencias crónicas es tratar de permitir al paciente obtener una calidad de vida aceptable, de modo que pueda desarrollar todas sus actividades cotidianas evitando que estos problemas de salud les limiten sus actividades.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *