Diferencias entre implantes dentales y puentes en Madrid

A veces es confuso hablar de implantes dentales y puentes, pues parecen ser la misma cosa, y sin embargo, se trata de procedimientos muy distintos. A continuación evaluaremos las diferencias.

El implante dental

Por un lado, los implantes dentales son prótesis que se colocan dentro del hueso del maxilar donde falte el diente a sustituir. Como hemos comentado en el primer artículo sobre los implantes dentales, éstas actúan como una raíz dental de verdad, pero artificial, que va a servir para sujetar la corona, la parte visible de la prótesis, posteriormente.

El puente

Por otro lado, el puente también es una pieza artificial que va a sustituir a un diente, pero que, a diferencia del implante, se monta sobre la encía directamente y que se ayuda de los dientes de alrededor para apoyarse y usarlos como pilar. De esta forma, será necesario limar estos dientes vecinos para poderlos cubrir con la porcelana y acomodar y soportar el puente. En los casos en los que se tengan que reemplazar varios dientes, estos se pueden sustituir también con un puente fijo de porcelana. El inconveniente más claro aquí es que si se da el caso de que estos dientes vecinos están en perfectas condiciones es una lástima tallarlos, porque además se pueden hacer más débiles. 

Diferencias

Así, podemos observar las siguientes diferencias: el puente se puede quitar, mientras que el implante es fijo; el puente no dura mucho tiempo, pero el implante dental puede durar muchos años, incluso décadas, si se cuida bien. Otra diferencia es que el puente se puede notar con facilidad, mientras que el implante puede pasar por un diente natural, siendo más estético. Como ya hemos dicho, para colocar un puente es necesario limar las piezas aledañas. Por último, el implante puede resultar mucho más caro, aunque esto puede suponer que a largo plazo sea más conveniente, porque la prótesis puede durar mucho tiempo, y a lo mejor lo que es caro en un inicio, acaba siendo más económico.

La mejor solución 

Si consideramos todas estas diferencias entre puentes e implantes dentales para que la técnica que sale más favorecida en esta comparación es la del implante dental, y es que, si va a resultar más estético, más duradero, menos dañino a los dientes de alrededor y más económico a la larga, éste se perfila como la mejor solución.

Aun así, lo más recomendable es consultar al dentista que lleve nuestro caso para evaluar cuál método es que mejor se ajusta a nuestras necesidades y a nuestro presupuesto antes de proceder a un tratamiento determinado.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *