Diferencias entre depilación láser y fotodepilación en Sevilla

La fotodepilación con luz pulsada, y la depilación médica láser son métodos muy distintos de depilación y sin embargo se suelen confundir con bastante regularidad y hay muchas falsas creencias sobre ellos. A continuación comentaremos las diferencias más destacables entre estas dos técnicas.

EL Láser Médico emite un haz de luz pura muy potente y concentrada que impacta en el folículo piloso, impidiendo que el vello no crezca más. Este tipo de láser consigue los mejores resultados ya que logra una depilación permanente, sin embargo puede producir efectos negativos como quemaduras si no se usa con cuidado por personal médico cualificado y especializado.

Además, al haber distintos tipos de láser médico, este tipo de depilación puede adaptarse más al paciente y, por tanto, ofrecer un tratamiento más personalizado. Así, según las distintas  características del pelo y de la piel, el médico especializado podrá utilizar el tipo de láser que nos convenga más. 

La eficacia de la depilación láser, por otro lado, depende directamente de la fase de crecimiento del vello. Estas etapas son tres:

  • Fase Anágena: se trata fase de crecimiento del folículo y del tallo piloso.
  • Fase Catágena: fase de paralización del crecimiento, en la que el crecimiento del vello y del tallo piloso se frena.
  • Fase Telógena: fase de reposo, se produce un retroceso de la parte más profunda del folículo, de forma que se separa de la estructura vascular o papila dérmica.

El láser médico puede actuar solamente durante la fase anágena del vello. Por ello, las sesiones se han de espaciar de manera que dé tiempo a que el vello de la zona a depilar esté en dicha fase, ya que así la depilación dará un resultado mejor. Las sesiones se suelen programar cada 3 meses o un poco menos, de manera que al año podemos tener entre unas 4 o 5 sesiones como máximo.  Para que todo el proceso se desarrolle correctamente el personal médico tendrá que hacer un seguimiento personalizado. Además, es recomendable que antes de comenzar el tratamiento se le realice un estudio para valorar qué técnica es la más adecuada para que no se produzcan efectos indeseados. 

La Luz Pulsada, más conocida como “Fotodepilación”, es una técnica de depilación en que consiste en la emisión de un haz de luz amplio, que aunque versátil, es menos potente que la depilación médica láser, por lo que los resultados no serán tan buenos.  La luz pulsada actúa debilitando el vello, de manera que sí que se elimina un porcentaje de vello, pero éste suele ser pequeño, por lo que no es recomendable para zonas amplias como pueden ser el tórax o la espalda porque se necesitarían muchas sesiones para conseguir resultados. Por otra parte, la luz pulsada sí que es adecuada para eliminar la pelusilla del vello facial de algunas zonas sensibles y para tratar algunas enfermedades de la piel. Sin embargo, hay que tener presente que puede que ese vello, aunque debilitado, no acabe cayendo y se torne en un vello difícil de eliminar.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *