En qué consiste la Dieta TLC

La dieta TLC, denominada así por sus siglas en inglés Therapeutic Lifestyle Changes, significa “Cambios terapéuticos de estilo de vida” y su objetivo es reducir los niveles altos de colesterol. La dieta ofrece 4 beneficios en 1:alcanzar un nivel bajo del colesterol en sangre, atenuar o revertir el problema del hígado graso, buena salud cardiovascular y adelgazar 5 kilos en 1 mes, a través de tres pasos: dieta, actividad física y control del peso. 

Ejemplo de un plato de la dieta TLC, ideal para colesterol alto y para perder peso rápidamente

Fue ideada por el Programa Nacional de Educación sobre el Colesterol en Estados Unidos, NCEP por sus iniciales en inglés, para guiar a las personas con problemas de colesterol alto, está basado en 20 años de investigación científica y actualmente se aplica con éxito en más de 150 países, con la diferencia de centrar su atención en el metabolismo y el sistema hormonal del individuo de manera personalizada. Uno de sus desafíos es enseñar a comer en forma saludable, a través de distintos consejos tanto para cuando se prepara la comida en casa como también para cuando se come en un restaurante.

La dieta TLC no tiene una recomendación sobre cuántas calorías debe comer la persona con problemas de colesterol ya que las calorías no afectan directamente los niveles de colesterol, sin embargo, ofrece varios menús según las calorías por día que consuma cada quien.

El programa personalizado lo prepara el equipo de TLC Internacional, que toma en cuenta el análisis de sangre, el perfil biométrico y el historial médico de cada quien.Lo ideal es que menos del 7% de las calorías que se consumen diariamente provengan de grasas saturadas. La ingesta total de grasas debe estar entre un 25 a 35%. Promueve además reducir el número de calorías diarias a solo lo necesario para un peso saludable y exhorta a que el consumo de sodio sea menor de 2,400 miligramos por día.

La dieta TLC tiene adaptado menús para cuatro cocinas: la tradicional estadounidense, la de América del Sur y México y la americana asiática. Durante la dieta se puede comer carnes, aves, pescados y mariscos bajos en grasa así como algunos sustitutos de carne, como son los granos secos y el tofú. Comer la yema de huevo solo dos veces por semana, la clara del huevo puede consumirse sin restricción.  Por otra parte, la leche, el yogur y el queso se pueden ingerir entre dos y tres porciones al día, preferiblemente cuando son bajos en grasa.

Se recomienda comer entre tres y cinco porciones diarias de frutas y vegetales e incorporar una rutina de ejercicios. Están prohibidas las bebidas alcohólicas, azucaradas y las gaseosas incluyendo las light. Es importante reemplazar el azúcar por edulcorante y se recomienda el stevia por ser el más natural. Sin embargo, se puede tomar libremente: Agua, tés de hierbas, agua con limón.

Consta de tres pasos que incluyen: dieta, actividad física y control del peso.

Dispone de menús específico para diferentes regiones.

Es un programa caro, considerando el precio final que hay que pagar para obtener el plan personalizado.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *