La dieta sonoma para cuidar nuestros hábitos alimenticios

El secreto de la dieta Sonoma se basa en que no se debe seguir puntualmente una dieta para perder una cantidad de kilos determinada, sino “aprender” a alimentarnos, comenzar a tener rutinas alimenticias, donde la nutrición sea más importante que el placer de consumir ciertos alimentos, y además adoptar estas nuevas costumbres de por vida. De no ser así, de qué sirven las dietas por cierto número de días si luego volvemos a nuestros malos hábitos y recuperamos el peso perdido.

Un ejemplo de receta de la dieta sonoma

Esta dieta surge por la asesora nutricional Connie Guttersen, nutricionista de Kraft, Nestlé y Sodexho, y la bautizó bajo el nombre de Sonoma, pues su objetivo es convertirse en “una dieta para ser seguida durante toda la vida”. 

Esta dieta combina lo conceptos de la dieta Mediterránea, con ingredientes típicos de California, donde se encuentra la región de Sonoma, Estados Unidos, famosa por sus viñedos, sol, excelente gastronomía y sus propias técnicas de la cocina asiática.

La dieta consiste en tres etapas, donde la primera, es considerada la más difícil aunque sólo dura 10 días, pero sus resultados resultan sorprendentes. Según Guttersen, “el objetivo de esta etapa es romper los tres hábitos alimentarios destructivos que han provocado el aumento de peso”.  Por ello, durante esta etapa, es importante eliminar la dependencia por los alimentos refinado  y sobre todo por comer todo aquello que esté a nuestro alcance. En esta etapa están permitidas variedades de verduras, proteínas, lácteos bajos en grasas, granos por raciones, grasas hasta tres porciones, bebidas naturales ilimitadas así como condimentos.

La segunda etapa, es la más importante, pues durará hasta que se logre el peso deseado. La perdida de kilos será lenta pero definitiva y constante.  En esta fase, se recomiendas diez alimentos claves además de las frutas, que fueron restringidas durante la primera etapa, más el vino y prebióticos como el yogurt. La dependencia al azúcar debe estar dominada, pues al controlar las harinas, se reduce la ansiedad por los dulces. 

La tercera etapa, consiste en mantener el peso ideal para siempre. Una vez alcanzado el peso deseado, se pasa a una etapa de mantenimiento, que debe convertirse en un estilo de vida.

El secreto consiste en no restringir los alimentos, educa la manera de comer las personas.

“Es la pérdida de peso que durará toda la vida”.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *